Tenis muy lejano y cercano

El Campeonato Abierto de Estados Unidos que finalizó este domingo con la brillante victoria del inamovible número 1 Novak Djokovic sobre el vigente Roger Federer,  competencia que vemos tan lejana, pesea la presencia de un doblista y un junior chileno, es la cara espectacular de este deporte. La otra cara, la modesta, es la de la actual realidad de nuestro tenis en la final de la Zona 2 de América en que Chile enfrentará este fin de semana en el Estadio Palestinoa Venezuela.

El Abierto de Estados Unidos, el último de los 4 campeonatos que forman el Grand Slam, logró que muy pocas mujeres y hombres han conseguido a lo largo de la historia, históricamente está bastante ligado a Chile. Recordemos que la victoria más importante de un tenista nacional en el tenis la consiguió el 11 de septiembre de 1937 Anita Lizana, cuando derrotó a la jugadora polaca Jadwiga Jedryejowska, jugando entonces sobre el pasto de Forest Hills, y se convirtió, según la prensa especializada de entonces,  en la jugadora número uno del mundo.

El otro gran hito conseguido por un jugador chileno en esa competencia fue en 1993 y ocurrió en el nuevo escenario, en el cemento de Flushing Meadows, cuando Marcelo Ríos que entonces disputaba el número 1 de mundo en juniors,  ganó la final sub 18 años despegándose de su rival el rumano Razvan Sabau, a quien posteriormente derrotaría en Japón, culminando ese año ganando el tíulo de número 1 en el Orange Bowl, en Miami.

Ríos anticipaba su gran campaña como profesional que lo llevaría a alcanzar el número 1 del ranking de la ATP en marzo de 1998 manteniéndose durante 6 semanas, discontinuadas, como el mejor tenista del orbe.

Este año 2015 nuevamente como hace 4 temporadas, no ha habido chilenos en el cuadro adulto y solo apareció en el “draw” de dobles el treintañero Julio Peralta que, junto al estadounidense Matt Seeberg  dio lucha a la dupla del colombiano Santiago Giraldo y el australiano Rameez Junaid  cayendo 4-6 6-4 4-6 rompiendo con ello una sequía de jugadores profesionales de Chile en el cuadro principal de singles o dobles desde el US Open de 2011 que tuvo a Fernando González.

En la competencia de juveniles estuvo Marcelo Barrios que el 17 de diciembre cumplirá 18 años y ha tenido un gran año entre los “top ten” juveniles. Había ganado los dobles en Colombia y en Ecuador. Logró la Copa Milo en singles en Chile y el single de Asunción Bowl.

Triunfó en el dobles del Banana Bowl en Brasil y ganó el Campeonato Sudamericano en Bolivia. Logró el Junior de Alemania. Alcanzó cuartos finales de Roland Garros y octavos de Wimbledon. En el US Open ingresó como octavo cabeza de serie pero cayó con el japonés Jumpei Yamasaki 6-24-6 3-6.

Disfrutamos de la máxima emoción cuando la favorita, la estadounidense Serena Williams perdió inesperadamente en semifinales con la italiana Robert Vinci 2-66-4 6-4 cuando estaba sólo a 2 victorias de ganar el Grand Slam (las 4 máximas competencias abiertas durante la misma temporada) y sumarse a las leyendas Maureen Conolly en1953, Margaret Court en 1970 y Steffie Graf en 1988. La derrota dejó con un palmo de narices a los newyorkinos que querían la fiesta  con su estrella de ébano, ya que hace tiempo que en varones no tienen ningún astro que brille.

Y decíamos al comienzo que el cierre angustioso del domingo en la noche cuando parecía que la lluvia iba a impedir que se disputara el encuentro, permitió la otra máxima emoción cuando el suizo Federer,  favorito del público que aspiraba a seguir rompiendo marcas a sus 34 años, cayó derrotado en 4 sets 6-4 5-7 6-4 6-4 con el serbio Djokovic con un año casi perfecto, donde ganó 3 de los 4 Campeonatos Abiertos y sólo cayó en la final de  Francia quedando a una victoria del Grand Slam, pero convirtiéndose por 4 año consecutivo en inamovible número 1 del mundo.

Tras este emocionante campeonato, esta semana desde el viernes será la Copa Davis. Estará la máxima instancia con los grandes equipos.  Gran Bretaña recibirá en Glasgow, en cancha dura y cerrada, encabezados por el astro local el escocés Andy Murray mientras Bélgica en cancha dura, indoor, en Bruselas  encabezado por su máxima figura David Goffin recibe al renovado equipo de Argentina con Leonardo Mayer, Federico Delbonis, Diego Schwartzman y Carlos Berlocq.

También habrá 8 repechajes, en diferentes partes del mundo para saber quienes conformarán los 16 mejores equipos que lucharán por la Ensaladera en 2016. Y habrá también repechajes en los Grupos 1 de América, de Asia Oceanía y de Europa África para no descender a los Grupos 2.

Chile es la modesta Zona 2 de América recibirá en la cancha central del Estadio Palestino en Avenida Kennedy en el corazón de Las Condes, a Venezuela . Se jugará en arcilla, al aire libre,en medio de los aires y cantos dieciocheros.

El equipo capitaneado por Nicolás Massú lo formarán Hans Podlipnik (162 en singles y 96 en dobles), Juan Carlos Sáez (241 en singles y 364 en dobles), Christian Garín (305 en singles y 548 en dobles) y Gonzalo Lama (375 en singles y 435 en dobles)

Venezuela que aspira a la hazaña, contra la estadística y los rankings desfavorables, viene encabezado por su capitán José De Armas, más sus jugadores Ricardo Rodríguez (346 en singles y 697 en dobles), Luis David Martínez (766 en singles y 277 en dobles),  Jordi Muñoz Abreu (1028 en singles y 794 en dobles) más el juvenil Miguel Angel Este, sin ranking adulto.

La historia señala 2 confrontaciones. La primera en la cancha central de nuestro Estadio Nacional, en julio del 91, en semifinales del Grupo 2, con victoria de Chile de 3 por 2. El primer punto fue de José Antonio Fernández, en 5 sets, sobre Maurice Ruah y a continuación la victoria de Pedro Rebolledo en 4 sets sobre Nicolás Pereira que llegaba con el logro de haber sido número 1 juvenil del mundo.

Chile con Hans Gildemeister y Gerardo Vacarreza cayó en 4 sets con Alfonso González y el Nico Pereira. El punto del triunfo fue de Rebolledo  sobre Ruah en 4 sets. El quinto punto con la serie resuelta fue 2 sets a 1 de Pereira sobre Fernández

La segunda ocasión fue en julio del 2003 en la cancha dura del Centro Nacional de tenis de Caracas. Se jugaba la permanencia en el Grupo 1 de América.  Fernando González abrió la serie venciendo a Kepler Orellana  en 3 sets seguidos, luego De Armas, el actual capitán, ganó a Marcelo Ríos en 5 sets. El sábado González y Hermes Gamonal superaron en 3 sets a De Armas y Orellana y el punto del triunfo lo dio González, la figura del equipo,  en 3 sets a De Armas. El 5° punto con la serie resuelta fue para Orellana que estaba set arriba,cuando Ríos se retiró del partido.

Esta vez ni Podlipnik, ni Garín, ni Sáez, ni Lama tienen antecedentes frente a sus próximos rivales en encuentros oficiales. El capitán Massú está confiado y cree que por ser bastante parejos cualquiera dirigido puede ingresar y obtener el punto necesario. Recién la mañana del jueves definirá los singlistas y doblistas para el sorteo que se hará a mediodía. Chile cree plenamente en la victoria y en el apoyo del público para conseguir el  año 2016 estar en el Grupo 1 de América.

Chile reemplazaría a quien descienda en el encuentro del 30 de octubre y al 1 de noviembre entre Uruguay, que está esperando, y el perdedor de Barbados y Ecuador que se enfrentan este fin de semana en El Caribe.

Nuestro tenis si triunfa el fin de semana, daría un importante paso en su camino hacia el tenis grande  y en la próxima temporada buscaría avanzar hasta la final de la Zona 1 buscando el “repechaje” e intentar el asalto al Grupo Mundial. Pero ello sería tema del 2016.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas