El lado oscuro de una débil economía

Los últimos anuncios del bajo crecimiento, mayor desempleo y una recesión globalizada en camino por causa directa de la pandemia del Coronavirus, augura graves problemas económicos para muchos chilenos que irán poco a poco viendo como se le agotan sus reservas de dinero para principalmente, enfrentar los gastos de mantener una familia y pagar deudas.

Esta presión económica y la incertidumbre de los efectos reales que tendrá la pandemia, generan una turbulencia en el sector económico y que se puede explicar sencillamente, la gente no compra porque no puede salir o porque no tiene dinero, las empresas no pueden vender y por lo tanto dejan de producir, los colaboradores quedan sin trabajo.

Y la verdad es, que esta pandemia pilla a los chilenos en regular estado de salud financiera, el Banco Central en el último Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del segundo semestre del 2019 menciona que “el 24,4% de los deudores bancarios tiene un nivel de endeudamiento que sobrepasa seis veces su ingreso mensual, y una carga financiera mayor al 30% de sus ingresos” y revela también en su informe de Cuentas Nacionales de Chile por sector institucional, del tercer trimestre de 2019, que “la deuda de los hogares del país llegó a un 75%, calculado como porcentaje del ingreso disponible a la fecha”, es decir estamos muy endeudados y lo estaremos más.

La cesantía y las deudas generarán que las personas no tengan otra alternativa que emplear sus tarjetas de crédito y de tiendas de retail para sacar efectivo.

Los estudios del SERNAC mencionan que se puede pagar hasta el doble de lo que se retira y es ahí donde se debe poner atención, la tasa de interés, los cargos administrativos, seguros legales, adicionales y otros ofrecimientos tentadores como saltar un pago etc., hará que el efectivo retirado sea pagado con creces.

Para evitar lo anterior, se recomienda “tranquilidad” la desesperación y el apuro, puede llevar a tomar malas decisiones, es más conveniente un crédito que un retiro, para ambos casos se sugiere cotizar en varias partes y la cuota final más baja es la que manda.

El SERNAC en su página cuenta con un comparador de créditos y otras herramientas que pueden ayudar a tomar buenas decisiones y en corto tiempo.

Pero hay un lado más oscuro que crece y se fortalece con esta crisis produciendo el caldo de cultivo ideal para que aparezcan los “prestamistas informales”, que ofrecen una solución rápida y “salvadora” a las personas con malos antecedentes financieros generalmente registrados en DICOM o a los que simplemente no pueden demostrar ingresos.

Esto se puede observar en Internet, solo es necesario poner “préstamos con DICOM” y aparecerá una extensa lista de ofrecimientos que lo pueden llevar a pagar hasta 4 veces las tasas que tiene la Banca formal.

Esos préstamos informales según la última Encuesta Financiera de los Hogares indica que “el 25,9% de las personas que tomaron créditos informales, lo hacen para pagar deudas” y es eso lo que aumentará en demasía en este periodo de alza de desempleo e incertidumbre económica.

Esperemos que haya una acción estatal fuerte para apoyar a los que no tienen acceso a créditos en el sistema bancario, evitando que caigan en feroces endeudamientos o en préstamos informales riesgosos, pudiendo perder bienes e incluso arriesgar la integridad física, ojalá que esta debilitada economía se levante rápidamente para ayudar a los chilenos sin excepción alguna.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas