Frei, en la memoria

La histórica Marcha de la Patria Joven, fue todo un acontecimiento político electoral, que definió la elección presidencial,  el domingo 21 de junio de 1964 en la elipse del entonces Parque Cousiño hoy  O’Higgins.

Del Norte y del Sur, caminaron cerca de 500.00 mil jóvenes comprometidos con un cambio en la sociedad chilena. No les importó el abrasador calor del desierto, en la pampa, menos el frio penetrante de las estepas sureñas, caminaron sin desfallecer.

Las columnas avanzaban primero con postas, luego estas se iban incrementando espontáneamente al ver pasar la multitud por su ciudad. Miles y miles de almas, se unieron voluntariamente en esta sacrificada epopeya, irrepetible, hasta el día de hoy.

Frei, pronuncia uno de sus mejores discursos, el que quedó grabado para siempre en el corazón de un pueblo que quería cambios, pero básicamente en libertad. Emocionado les dijo.

Yo veía a un niño, venía corriendo y le gritaba a su padre. ¡Ahí vienen!

¡Ahí vienen! Vienen desde Arica ¡Cruzan Tarapacá! ¡Van a Concón, por Placilla! ¡Miren como montan sobre la cuesta de Chacabuco! ¡Miren a los otros como pasan por Cancha Rayada, por Rancagua, llegan a Maipú. Padre ¿quiénes son?

¿Son los democratacristianos? No, son más que eso.

¿Son los Freistas? No, hijo mucho más que eso ¿Quiénes son padre?

Hijo, ¿No ves las banderas? ¡Son los mismos del año 1810, los de 1871, los de 1879, los de 1891! ¡Son la Patria! ¡Son la Patria! ¡Gracias a Dios!

Esta inédita concentración, jamás antes vista, selló la contienda electoral. El candidato DC fue electo Presidente de Chile, con una abrumadora mayoría.

Así se inicia la “Revolución en Libertad” un gobierno, que se enfrentó inicialmente a un Congreso Nacional, adverso, obstaculizando todo los  proyectos de leyes que significaran, transformaciones y cambios, comprometidos en el programa, ofrecido de cara al pueblo.

La derecha conservadora y latifundista lo odiaba, por la Reforma Agraria, por expropiar los fundos que no estaban produciendo nada y sindicalizar al campesinado, otorgándole la dignidad prometida.

La izquierda marxista de la época, no lo hacía diferente, le negó la “sal y el agua” por la Chilenización de la principal  riqueza básica del país, el cobre, la llamada viga maestra o el sueldo de Chile.

El Gobierno del presidente Salvador Allende, terminó con la nacionalización total de nuestro mineral, en manos de las explotadoras empresas norteamericanas.

Frei muere un 22 de enero de 1982, a los 71 años, en extrañas circunstancias, después de una intervención quirúrgica a la hernia del hiato, en la Clínica Santa María. Siendo el líder indiscutido, que aglutinaba a todos los demócratas, en contra de la dictadura de   Augusto Pinochet.

Su hija Carmen, nunca quedó conforme con el diagnostico de su deceso, inició todo un proceso investigativo, denunciando en el Senado, que su padre fue asesinado por los agentes de la DINA.

Intentar probar el Magnicidio fue una ardua tarea llena de obstáculos e incomprensiones familiares, donde el Ejército, aún se niega a entregar la información requerida.

Hoy se encuentran procesados desde el 2009, en calidad de autores del delito de homicidio el médico Patricio Silva Garín, el chofer de confianza, el traidor, Luis Becerra, y el agente de la Dina Raúl Lillo; además fue procesado en calidad de cómplice el médico Pedro Valdivia,  y como encubridores los patólogos Helman Rosenberg y Sergio González.

No son los únicos, pronto se conocerán la participación de otros involucrados.

El juez Alejandro Madrid , quien lleva el caso , por más de 19 años, seguramente a más tardar,  el viernes 1 de febrero dictará sentencia, una resolución judicial, que definirá de una vez por todas, esta incertidumbre, del primer asesinato a un  ex presidente de Chile.

La verdad tiene su hora y la justicia tarda pero llega.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas