Futuro

Hubo un tiempo, lejano ya pero no remoto, en el que el término comunismo y futuro eran antónimos. Eso pasaba en Chile, un país que tenía el mismo nombre y ocupaba el mismo territorio que el país donde vivimos ahora, pero era, evidentemente, otro distinto.

Así, esa palabra que, desde diversas tribunas y cuarteles, se proclamaba como una maldición, la clave de la barbarie, la cifra del caos, adquirió nuevos significados.

Las recientes victorias electorales del comunismo a nivel municipal harían que cualquier analista político noventero o millennial quedara con la boca abierta ya que, si bien lo de Jadue era esperable, lo de Irací Hassler definitivamente no.

Resulta sorprendente que hoy, esa versión apocalíptica del comunismo ya no permanezca en la memoria día tras día, semana tras semana, mes tras mes y se me ocurren varias razones para explicarlo. Varias me gustan, pero tal vez la más decisiva sea que por el giro duramente anticoncertacionista que ha adquirido el discurso del Partido Comunista (PC) desde el estallido social, buscando sintonizar con las multitudes movilizadas y a partir de ello, canalizando políticamente su descontento, acentuando su distancia de sus anteriores socios.

Con nueve diputados y un candidato presidencial expectante, el Partido Comunista por primera vez en su historia centenaria tiene a un hombre de sus filas compitiendo con alguna posibilidad de éxito por la Presidencia de la República. El alcalde Daniel Jadue lleva al PC de vuelta a la primera línea de la política chilena, lidera en las encuestas rumbo a las elecciones de noviembre y aspira a llegar a La Moneda en 2022. Y lo más concluyente en este cambio de escenario no es tanto el partido en sí mismo como la gente común y corriente que se atrevió correr su cerco mental por años administrado desde el poder fáctico mercurial y otros sectores. Es sin duda otro de los signos de los tiempos que vivimos.

Ese horizonte permanecerá intacto mientras las cosas no cambien, pero cuando finalmente lo hagan, las opciones del PC estarán más cerca para muchos de la palabra futuro y progreso de lo que habían estado nunca en esta cansada transición.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas