Hecha la regla, hecha la trampa

No soy un cliente frecuente de pedir productos/comida a domicilio, a diferencia de más del 45% de los santiaguinos que dicen ser usuarios frecuentes de este tipo de servicios.

No obstante la semana pasada pedimos en la noche a dos restaurantes distintos.

A priori estaba todo bien, 35 minutos de espera, ambos pedidos aceptados, hasta que de pronto 25 minutos después vino lo inesperado. Primero recibo un mensaje de la aplicación, el restaurant 1 rechazó tu pedido, ¿qué?

A los pocos minutos me llama el despachador del otro pedido, “señor hubo un error en la aplicación yo soy de otra zona de Santiago y por 1.500 pesos no me conviene ir hasta allá por favor anule el pedido”,  si la app tiene algún problema, véalo directamente con su supervisor.

“Es que si usted no lo hace, yo no puedo tomar más pedidos” - lo siento, véalo usted.

Intento comunicarme con la app, Facebook, twitter, web, mail y nada, todo hermético a interacción entre humanos.

A continuación llamo al restaurant 1, señor nosotros no tuvimos ninguna llamada ni pedido de la aplicación, llevamos semanas con problemas con esa app, única “solución” partir de nuevo con el pedido

Llamo al restaurant 2, su pedido ya fue entregado hace mucho rato. Muy extraño todo. Finalmente el restaurant 2 hizo una queja en la app, mandaron a otro repartidor, hicieron otro pedido y 2 horas y media después llegó uno de los pedidos.

Resultado.
1) consumidor completamente insatisfecho
2) restaurant 1 perdió la venta
3) repartidor 2 se comió mi comida

Me llamaron dos días después de la app, si usted le hacía caso al repartidor y anulaba el pedido, le cobrábamos el pedido y para su tranquilidad le abonamos créditos por el despacho del pedido que llegó dos horas tarde.

No hay que creer que estas apps son el diablo, pero tampoco que son  santas.

Pero usted ya se puede dar por enterado, a los “frescos” que ya le encontraron la vuelta para robarle al sistema, usted no les facilite la pega.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas