Contención a las pymes

Gustavo Ananía
Ultimos publicados:

Las pymes hoy están en una línea de flotación en el debate público y se hace urgente ponerlas en el foco de atención, contenerlas y ayudarlas. Las micro, pequeñas y medianas empresas no solo han tenido que sufrir las consecuencias de la pandemia en su momento más álgido, si no que ahora están enfrentando los verdaderos embates de la inflación y el incremento de los costos. Y pese a que en los discursos la frase "ayudemos a las pymes" se repite, finalmente está quedando sólo en eso.

Las pymes, según el Ministerio de Economía, generan el 53% del empleo y representan el 13,1% de las ventas del país, pero la actual situación es que muchas están al borde de caer a la lona. Si nos vamos al informe de morosidad de empresas de Equifax y la Universidad San Sebastián, el 86% de las empresas con morosidades publicadas son micro o pequeñas empresas.

¿Cómo van a tener ayuda si ya tienen deuda publicada, algo que originalmente ellos no escogieron? Las micro empresas observan una mora promedio de 5,4 millones de pesos, las pequeñas 9,5 millones y las medianas 42 millones.

A eso hay que agregar, citando información de Cobranzaonline.com, que durante el mes de mayo las pymes registraron un aumento de 65% en sus facturas incobrables respecto al mes de marzo. Y cito un dato adicional: de acuerdo a la última encuesta de créditos bancarios del Banco Central, las restricciones de crédito para pymes pasó de 46% a 55%. Alarmas que no se pueden dejar pasar y un llamado claro a ejercer roles de contención.

Las pymes necesitan una mano y que conozcan todos los caminos para salir a flote. Una factura impaga las deja en muy malas condiciones. Pero no solo es ese problema al que están enfrentados los pequeños y medianos empresarios: hay un desafío importante de ayudar a actualizarlas en el contexto actual, de que establezcan objetivos.

Muchas de las pymes hoy, si uno conversa con ellas, no establecen estrategias que les permitan sustentarse en el tiempo, tener su información detallada, historial, evaluación apropiada, garantías y educación financiera. Ahí hay un claro desafío, apronte, para comenzar a ayudar. Estamos a tiempo.

Con esto último llegamos a un gran punto: que las pymes caminen hacia la transformación digital y las ventas online, aprovechando todas las herramientas que existen para potenciar el desarrollo de los negocios. El desafío ahí es a nivel Estado, de todos, a regular cada uno de los nuevos modelos de negocios para dar garantías. Las pymes no pueden estar solas. Hay herramientas para contener, solo falta la voluntad de activarlas para que no sigan en desventaja.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado