Despliegue de banda de 700 Mhz ¿será suficiente?

Ya se inició el desarrollo de la banda de 700 Mhz en nuestro país, la cual viene a complementar la banda de 2600 Mhz ya existente para la entrega del servicio 4G LTE por parte de las operadoras telefónicas. Pero, ¿qué hace falta para que la conectividad de cuarta generación sea aprovechada por los chilenos?

Si bien la instalación de la banda -que se llevará a cabo de manera gradual y que debiera estar operando en 2017- es un paso importante para entregar un mejor servicio a los usuarios, no es lo único que se debe revisar. Para que este servicio de telecomunicaciones funcione eficientemente, es fundamental considerar tres factores: infraestructura, modelo comercial y equipamiento.

El primer aspecto, la infraestructura,  está en camino mediante la implementación que partió en agosto y debiera funcionar en dos años más. Si bien en la actualidad se entrega 4G LTE a los usuarios, esto se hace de forma parcial, debido a que la señal no está presente en todos lados, razón por la cual las operadoras no han ajustado sus tarifas.

Esto nos lleva al siguiente punto, el modelo comercial. Una vez que la banda de 700 Mhz esté en pleno funcionamiento, ¿las compañías aumentarán sus tarifas?, ¿jugará esto en contra de la penetración del servicio, una de las principales razones por la que se implementó la banda?

Es probable que los operadores no aumenten de manera lineal sus precios, en concordancia con la velocidad de sus servicios,  ya que de incrementarlos, se jugaría en contra de la competitividad en el mercado, de los clientes y de la posibilidad de acceder a la cuarta generación en conectividad. Una opción sería apostar por la tarificación de los datos, limitando la cantidad de gigas a descargar, antes que comercializar según velocidad.

Por ende, tendríamos una infraestructura en desarrollo, un modelo comercial que esperamos sea idóneo para una adaptación satisfactoria, pero ¿el equipamiento? ¿Qué tan preparados estamos los chilenos para recibir el servicio 4G LTE?

Sólo en 2014 se comercializaron 1,7 millones de equipos con capacidad para conexión 4G LTE.Mientras que para 2015 proyectamos que esta cifra se duplique, alcanzando los 3,5 millones de dispositivos. Una cifra negativa, si consideramos que en 2014 eran 22 millones los celulares que conformaban la base instalada ¿Se podrá revertir esta situación en el futuro?

Teniendo en cuenta la inversión significativa que deberán realizar los operadores y los elevados precios de los dispositivos que funcionan en el espectro de la cuarta generación, la implementación de la banda de 700 Mhz será un proceso lento  que necesita de un incentivo que fomente la renovación de dispositivos para alcanzar esta realidad.

El desarrollo de la banda de 700 Mhz es sin duda un gran paso, pero no el único que Chile necesita para contar con un mejor servicio de conectividad móvil. Es fundamental adecuar la oferta comercial y preparar a las personas para esta nueva red.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas