Incredulidad y desconfianza

Esto es complicado y me agarra por todos lados. ¿Por qué tantas dudas, por qué muchas personas dudan de las explicaciones de la Ciencia? Es natural que usted dude de muchas cosas, que no crea en las autoridades urbanas, en lo oportuno de las cuentas por pagar, en el pronóstico de la temperatura ahora que va de veraneo por el fin de semana. Pero no dude que vivimos una época en que todos los aportes del conocimiento pueden servir y sirven.

Sin embargo muchos descubrimientos, desde el cambio climático a las vacunas se enfrentan hoy a una oposición furiosa. Bien curioso. Algunos incluso dudan la llegada del hombre a la luna.

Aceptemos que la realidad es todo lo que existe, esto suena simple y claro, ¿verdad? Resulta que no es así. ¿Qué ocurre con los dinosaurios que alguna vez existieron pero hoy no existen? Acerca de los dinosaurios —hoy no saltan ni tenemos que arrancar de ellos— sabemos que existieron hace 100 millones de años porque hemos encontrado fósiles, o sea, esqueletos petrificados.

Cuando nos llega el resplandor de las estrellas que están tan lejos y podemos verlas ¿Puede que ya no existan? Porque la estrella más cercana a mirar en este año 2015 la  Alfa Centauro, si la vemos hoy es cómo brillaba el año 2011, así de lejos está. Usamos el telescopio que es una verdadera máquina del tiempo. Porque la luz se demora un tiempo en viajar.

¿Cómo sabemos que algunas cosas existen en la actualidad?  Porque con nuestros sentidos —ojos, oídos, olfato, gusto y tacto— podemos detectarlas. ¿Qué pasa con las galaxias y con las bacterias? Ahí usamos los telescopios y los microscopios para descubrirlas.

De las cosas que hoy existen, la radio y la televisión, sabemos que llegan a casa mediante las ondas, un tema que no voy a latear y desde las estrellas llegan a la Tierra ondas de radio y rayos X. Usted está enterado del observatorio ALMA en el norte de Chile, que capta ondas desde el espacio. Eso lo sabe bien y que existe. Pero ¿cuántos dudan si el Curiosity llegó a Marte y las fotos serían del desierto del Norte?

Usted puede dudar muchos temas porque quizás ignoracómo la Ciencia los explica. Pero no se oponga a conocer más, quizás porque la comunicación de los hallazgos científicos no ha sido buena. Además porque sería conveniente dejar de suponer las causas Sobrenaturalesde lo que ocurre aquí en la Terra.

Por otra parte, todos en nuestro país y en el planeta, hemos escuchado unas historias muy entretenidas y cautivantes acerca de las causas Sobrenaturales. Nos han contado cómo el beso de una dama a un sapo lo convierte en apuesto príncipe y que un hada transforma un zapallo en el coche que lleva a la Cenicienta al baile, o que refregando una lámpara aparece Aladino dispuesto a concedernos cualquier aspiración en realidad.  Usted puede creerlo pero sabe que son cuentos.

Muy parecido es creer en los milagros que Tata Dios concede a sus fieles. Usted puede creer en un Ser Superior personal y practicar la oración lo que no significa que Él transforme a las personas o las cosas aquí en la Tierra.

Para tomar un ejemplo, existe una leyenda hace 2000 años, donde un maestro predicador judío llamado Jesús estaba cenando en un matrimonio y se les acabó el vino. Él solicitó le trajeran agua y con sus poderes mágicos la convirtió en un excelente vino, así dice la narración. La gente que se ríe lo de convertir un sapo en príncipe o que un mago meta un pañuelo en el sombrero y saque un conejo, se siente de lo más feliz suponiendo que un profeta convirtió el agua en vino, igual a los de otra religión que aseguran su profeta montó un caballo y subió a los cielos.

Usualmente cuando oímos de un milagro, no lo narra un testigo sino es algo contado por otra persona, la amiga de la hermana de la señora del frente.

Así cuando dudamos del Calentamiento Global, resulta que es la crónica de científicos con evidencias que en los últimos 130 años la temperatura a nivel terrestre ha subido 1.5° C. Las causas pueden ser por nuestra combustión del petróleo y derivados. Los que no aceptan la deforestación en el Amazonas no entienden la evidencia de fotos aéreas.

Hay personas que se oponen a las Vacunas inventando que causan Autismo, que nadie ha comprobado.

Los que dudan de la Evolución (o la niegan) no se han informado de los hallazgos de Charles Darwin y colegas que así explican nuestra existencia y la diversidad de especies.

Y ¿por qué dudamos? Porque en la realidad hay una magia muy distinta a lo que nos enseñaron como Sobrenatural. Que no es la magia de los cuentos de hadas, ni de los trucos de un Mago en el proscenio, ni de los milagros.

La magia de la Ciencia nos permite explicar muchas cosas como la Gravedad que está presente cuando se nos caen las llaves; la Herencia determinada por el DNA que juntamos con la pareja; la Electricidad que los Papas y los reyes no conocieron; la Sismología que explica temblores y terremotos; la magia lenta de la Evolución que explica los miles de especies y nuestra existencia; la magia de la Selección Natural porque los seres vivos se adaptan y reproducen en ambientes favorables.

Cuando en el colegio y en las religiones narran “cuentos” que son simples inventos para convencer mentes debilitadas para que sigan sus normas, es el momento de proteger a nuestros niños y jóvenes a que no crean en milagros, ni en convertir el agua en vino, ni a mejorarse del tifus con manoteos del brujo, ni a resucitar con humo de yerbas.

El trabajo de hombres de ciencia en los últimos 200 años permitió establecer el método para conocer las causas verdaderas de los fenómenos que nos rodean y descartar los mitos publicitados por los ignorantes que negocian favores, aquí, en Lo Vázquez o en Yumbel.

Dudamos de las certezas que nos ofrece la Ciencia porque los Mitos son tan atractivos y dan rápida respuesta a nuestra compleja existencia y la del Cosmos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas