Mujeres en la academia

Existen bastantes estudios científicos y profesionales que analizan la presencia de mujeres en el mundo académico, que proporcionan evidencia de la brecha de género existente en Chile y el mundo, no solo en cuanto al número de investigadoras, sino que también en cargos directivos al interior de las universidades. Esto se acentúa aún más en las facultades de ingeniería.

Los estudios muestran que una de las principales ventajas de tener académicas en los planteles universitarios es que se convierten en modelos a seguir para estudiantes mujeres, especialmente en carreras que poseen mayor representación masculina en aulas, profesorado, así como también fuera del ámbito universitario.

En los últimos años, gracias a los movimientos feministas, el debate de las ventajas de la presencia de mujeres en la academia ha ido tomando fuerza, permitiendo reconocer la labor e importancia de las académicas en las diversas áreas del conocimiento. Como ejemplo general, cabe mencionar que día a día es más común encontrar en las ofertas de trabajo de universidades internacionales y nacionales un ítem específico donde se "bonifica", con un puntaje adicional, la postulación de una mujer.

En la Universidad de Chile se han realizado cambios en los últimos años que favorecen a la atracción/retención de académicas, lo cual ha permitido incrementar de 30,36% en el 2009 a 37,3% en el 2019 el número de académicas.

Además, se creó la Unidad de Género de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VIDG), se consideran licencias por maternidad (pre/post natal, enfermedad de hijo) al momento de realizar las evaluaciones de desempeño, existe un "Reglamento de corresponsabilidad social en el cuidado de hijos" -el cual incluye beneficios maternales y paternales, que permiten facilitar la continuación de estudios-, y otras iniciativas de ingreso prioritario en la equidad de género. Sin embargo, aún falta trabajo por hacer.

Es primordial incentivar que más mujeres se interesen por la academia, partiendo de la base que es necesario promover el ingreso de mujeres a carreras a las cuales postulan principalmente hombres, como por ejemplo la del área de Ingeniería. Pero no solo es importante el ingreso, sino que también puedan mantenerse y terminar la carrera y a su vez puedan realizar labores relacionadas a la academia, como por ejemplo ser ayudantes de cátedra y/o investigación, que les permitan conocer este mundo.

En específico, en la FEN-UCHILE, se incentiva la paridad de género al momento de seleccionar ayudantes de cátedras.

En general, para facilitar la inclusión y retención de mujeres en la academia, y en otras áreas, es importante seguir avanzando en políticas que contribuyan a eliminar la discriminación de género y brechas salariales, e incrementar el apoyo institucional y social para facilitar la compatibilización de trabajo-familia.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas