¿Qué podría hacer la diferencia?

Chile participará con un stand en la Esposizione Universale 2015 que tendrá lugar entre el 1 de mayo y 31 de octubre de ese año en Milán,Italia.Esta muestra global está dedicada a la alimentación de la humanidad, en crisis por el encarecimiento de los productos alimentarios.

Su slogan, Expo Milano 2015, Nutrire il planeta. Energia per la Vita (Nutrir el Planeta, Energía para la Vida).

El stand nacional fue definido en el año 2013 y, bajo el lema “El Amor de Chile”, busca posicionarnos como una potencia alimentaria, enfatizando la calidad del territorio y de la gente que cultiva esos alimentos y la vastedad de mercados a los que llega Chile con sus exportaciones.

En verdad, se trata de un mensaje que no nos distingue para nada y que no refleja el nuevo ciclo político que se ha puesto en marcha.Además esa idea fuerza será el “lugar común” de la mayoría de los 147 países participantes confirmados hasta la fecha en esta cita mundial.

¿Qué podría hacer la diferencia?

Pongamos nuestra mirada en un esperanzador proceso que los habitantes de tres grupos étnicos viven en la comuna de Lumaco, en la Región de la Araucanía desde hace más de 100 años: la tricultura ítalo-mapuche-chilena.

Fuente autorizada es Clara Bulnes Chouán, perteneciente a la comunidad mapuche Huelof Llucura, cercana a Capitán Pastene. Clara encabeza un proyecto para la transformación de la quinwa, como llaman en mapudungun a la quinua.

Pero lo que llama la atención es que para Clara la pasta rellena, las “fettuccine” y el jamón Emiliano, el "prosciutto", no son para nada alimentos desconocidos.En verdad, les son muy familiares.Son parte de sus recetas así como el merkén es un componente principal en las pastas artesanales que ofrecen las "Trattorie" de Capitán Pastene.

Ella y su comunidad y gran parte de los habitantes de Lumaco son protagonistas de un hecho cultural...corrijo, tricultural que se desarrolla y consolida como un ejemplo de humanidad y de fraternidad para Chile y el mundo entero.

Se trata de la amistosa convivencia, la productiva cooperación y ¿por qué no decirlo? el floreciente mestizaje que se construye desde 1904 entre el pueblo mapuche, los campesinos chilenos y los agricultores italianos provenientes de la Región Emilia-Romagna.Hoy podemos encontrar familias Leonelli Curaleff, nos informó Clara.

Lo que despierta nuestro interés, a propósito de la Expo Milano 2015, es que esta amalgama cultural se puso en marcha justamente en la alimentación. Mejor dicho, en la gastronomía.

Testigos son los 10 mil visitantes que ha tenido las 6 versiones de la Expo Lumaco, muestra gastronómica tricultural que permitió a 120 expositores, de las tres culturas, exhibir sus ofertas culinarias.

La colaboración ya ha escalado a nivel internacional.Está vigente un Convenio de Cooperación entre la comuna de Lumaco y el municipio de Pavullo, de la Provincia de Modena en Italia.Las tres banderas se exhiben en actos y protocolos oficiales.

Pongamos los productos alimentarios y la gastronomía de la Tricultura en el centro de nuestro stand en la Expo Milano 2015.

Así haremos la diferencia porque mostraremos el Chile inclusivo e integrador que queremos ser y destacaremos, para satisfacción de Italia, el aporte respetuoso y amigable de sus hijos que vinieron hace 100 años a enriquecer nuestra patria.









Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas