La “U” ganó por 1 a 0 pero no le alcanzó

Necesitaba hacerlo por 4 a 0 para definir a penales anoche en el Estadio Nacional ante Lanús de Buenos Aires y quedó eliminada en cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Si la “U” hubiese jugado en Buenos Aires el martes pasado como lo hizo anoche en el Estadio Nacional, seguramente no habría perdido y es posible que hubiera podido hasta vencer. Sólo necesitaba reforzar su defensa y estar atento durante todo el partido a los ataques de uno de los sub punteros del actual torneo del fútbol transandino. Y desde luego, no cometer tantos errores como lo hizo en ocho minutos del primer tiempo en los que Lanús anotó tres de sus cuatro goles.

Desgraciadamente hasta ahora Marco Antonio Figueroa, DT azul y los entrenadores nacionales no han aprendido que para jugar de visita es necesario reforzar la defensa, por lo menos con un hombre más y preparar una o dos acciones o una estrategia de juego mediante la cual aspirar a anotar un gol.

Esto fue lo que hizo anoche la revancha del partido jugado la semana pasada. La “U” fue un equipo ordenado en defensa, con los hombres a quien marcar bien definido, encimando permanentemente al rival y con ataques claros y verticales, buscando crear problemas en la zaga argentina. Si hubiese sido más vertical en sus pases y hubiese habido mayor movilidad de Díaz y Rubio, quizás habría alcanzado no menos de dos goles de diferencia en el primer tiempo.

Bastó que en el segundo tiempo ingresara el discreto Rubén Farfán como puntero derecho y amagara solo encarar para crear conflicto a la defensa visitante. La “U” fue de inmediato un atacante que a cada instante estaba en condiciones de anotar un gol. Rubio en no menos de dos ocasiones, Díaz en otras tantas, Lorenzetti y Aránguiz estuvieron en condiciones de anotar, hasta que recién a los 74 minutos este último logró superar al excelente arquero de Lanús, Marchesin.

Pero ya era tarde, los argentinos cambiaron a tres de sus jugadores por defensas para evitar cualquier sorpresa y a duras penas mantuvieron el mezquino resultado de 0-1.

Una nueva lección para el técnico azul, que con este triunfo asegura su puesto. Pero tanto o más importante que esto es que el equipo si mantiene su forma de jugar de anoche para lo que sólo le basta insistir en la forma que enfrentó a Lanús, lo que no es mucho respecto a lo que ha hecho en el torneo nacional, puede aspirar a ser uno de los rivales al título de la presente temporada.

Era cuestión que el técnico partiera por ordenar su defensa y de ahí iniciar los ataques, algo de “Perogrullo” que se aprende en las primeras lecciones de un curso simple para un DT.

Para tranquilidad de los numerosos hinchas azules es de esperar que Figueroa no olvide como y porque jugó el equipo bien anoche, quizás su mejor actuación del año, en la que dio seguridades en la defensa y la confianza de que en cualquier momento podía anotar.

En otra más de las lecciones que debe haber aprendido es que Pepe Rojas y Osvaldo González en buenas condiciones físicas son insustituibles en la zaga y hacen hasta mejorar en calidad y decisión al argentino Sills, como asimismo, que Fernández, Lorenzetti y Aránguiz pueden jugar juntos sin estorbarse entre ellos, siendo el embolo y conductores del once azul.

Lamentablemente la “U” pagó un costo muy alto, la eliminación de la Copa hasta que el equipo empezara a funcionar más que regular. Una espera más larga de lo prevista para un entrenador que cuenta con jugadores capaces de jugar bien en todas las posiciones.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas