Nos dejó la gran Marlene

Marlene Ahrens Ostertag la atleta mas importante de nuestra historia, la única mujer chilena ganadora de una medalla en los Juegos Olímpicos, y una de las mas brillantes deportistas femeninas de nuestra historia deportiva falleció este jueves 18 de junio, a los 86 años de edad dejando atrás una trayectoria brillante tanto en el atletismo como también en el tenis y en la  equitación.

Señalemos que Marlene, nacida en Concepción el 27 de julio de 1933, como consecuencia del terremoto de Chillán de 1939 que asoló  a la región, se trasladó con  su familia a Santiago. Estudió en el colegio Alemán y en las Monjas Inglesas de Viña del Mar. Tras su matrimonio con Jorge Ebensperguer influida por él que le vio sus habilidades comenzó a practicar atletismo, especialmente lanzamientos de jabalina y bala, en el estadio Manquehue.

Marlene tuvo su mayor gloria en el atletismo a los 23 años al conseguir la medalla de plata  en el lanzamiento de la jabalina en  los  Juegos Olímpicos de Melbourne, Australia, en noviembre de 1956 con un lanzamiento de 50  metros, 38 centímetros, la mejor  marca que consiguió en toda su trayectoria como atleta.

Obtuvo la medalla de oro, en los Juegos Panamericanos de Chicago, Estados  Unidos, en 1959, con 45,83 metros y 4 años después en Sao Paulo, Brasil, nuevamente la presea dorada con 49.93 metros, record Panamericano de la época, en el lanzamiento de la jabalina. Además consiguió la medalla de oro en 1962 en  los Juegos Iberoamericanos, disputados en Madrid, España, con 45.35 metros, competencia que incluía a todos los países de Latinoamérica más España y Portugal, certamen que posteriormente dejó de realizarse.

Fui testigo en las tribunas de nuestro antiguo Estadio Nacional, con pista de ceniza y aun sin  ser remodelado, cuando unas 45 mil personas vibramos al verla ganar el Campeonato Sudamericano de atletismo  de Santiago, 1956, con 48,73 metros, record sudamericano. Posteriormente, Marlene, en Montevideo 1958 fue nuevamente  campeona sudamericana  con 43,85 metros. Mas tarde, triunfó en el Sudamericano de Lima 1961 con 42, 85 metros y por último venció en 1963 en el Sudamericano de Cali, Colombia,  con 44,67 metros.

Marlene también concurrió a los Juegos de Roma 1960 donde no logró ubicarse en el podio olímpico alcanzando la duodécima posición.

Ahí quedó como símbolo de esta cita universal la  imagen del atleta etiope Abebe Bikila que corrió descalzo y triunfó por las calles  de Roma teniendo como fondo el Foro Itálico y otros  monumentos históricos.                       

Marlene venía con problemas desde el año anterior con el dirigente Alberto Labra que en los Juegos Panamericanos de Chicago era jefe de la delegación  nacional que la hostigó de un manera que hoy sería considerado acoso sexual. Incluso su acusación fue respaldada por otras dos deportistas nacionales también acosadas por el dirigente.

Para los Juegos Olímpicos de 1964, en Tokio, nuevamente fue jefe de la delegación el dirigente cuestionado por Marlene, agravado con el respaldo de ser ahora presidente del Comité Olímpico de Chile. La atleta fue suspendida por un año impidiéndosele apelar.

El ente rector le pidió que callara ya que sus palabras podrían dañar al olimpismo chileno. Ante ello Marlene decidió retirarse del atletismo. Ella cerró esa página evitando incluso hablar por muchos años de esta disciplina en cualquiera entrevista que se le hizo.

Pero Marlene era una notable deportista y con 32 años se volcó a otra disciplina, el tenis, realizando una gran carrera. Alcanzó la categoría máxima de entonces el Escalafón Nacional. Pudimos verla en los campeonatos de Chile de 1966 cuando cayó en individuales con la gran jugadora María Ibarra, pero en la especialidad de Dobles Mixtos obtuvo en Título de Chile en compañía del destacado especialista Omar Pabst . 

Posteriormente, se hizo socia con su familia del Club de Polo y Equitación San Cristóbal y comenzó a practicar Saltos y Adiestramiento. Aunque competía en Saltos y Adiestramiento, esta segunda disciplina le dio más éxito llegando ser Campeona Nacional.

Fue así como en 1995 con 62 años fue una vez más seleccionada nacional representando al país en  los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, en el equipo ecuestre que participó en competencia de Saltos y Adiestramiento siendo ampliamente aplaudida.  

Marlene finalmente volvió a vincularse con el Comité Olímpico de Chile permaneciendo un largo periodo en el Directorio ya que fue elegida por votación integrante oficial de la mesa.

Su última presencia en un acto masivo fue el 28 de noviembre de 2014 en la ceremonia de celebración de los 80 años de vida del Comité Olímpico chileno donde fue homenajeada  por su trayectoria deportiva y sus indiscutibles grandes logros.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas