Revivió la “U”

Muchos pensaban en una goleada por el disminuido juego que traía, pero jugó como en sus mejores momentos de la Copa Sudamericana, y dominó la mayor parte del encuentro. No obstante, perdió por 0-2 ante Santos, el campeón de la Copa Libertadores, por la disputa de la Recopa Sudamericana. Digna actuación del equipo chileno.

Duele perder cuando el equipo tiene el dominio de las acciones y está en disputa un título importante internacional. Y no vale mucho, también que se diga que tuvo una digna actuación, porque lo que vale y queda es el resultado final.

Pero en este caso, tiene valor. Pocas veces el fútbol chileno se encuentra en esta instancia y la mayor parte de las ocasiones su actuación es penosa, más aún, jugando en el extranjero.Los antecedentes previos daban más para pensar en lo último.

La “U” no pudo ganar a Santos en el partido de ida, en el Estadio Nacional (empate a cero) hace poco más de un mes. Después en el torneo local, no anduvo bien. Con una derrota amplia y triunfos con dificultades o empates angustiosos. Para peor, había olvidado el juego de sus mejores momentos, cuando sorprendió en todas las canchas de Sudamérica, presionando en todo el campo, con una defensa casi inexpugnable y constante ataque. Es cierto que se fueron sus mejores jugadores y los que llegaron no tienen el mismo nivel, pero llamaba la atención la diferencia en el juego, que podía hacerse con otros integrantes.

El DT Jorge Sampaoli y los jugadores se propusieron dar una sorpresa en Sao Paulo y estuvieron cerca, asustando a los poco más de 20 mil hinchas del puerto que asistieron a Pacaembú.

Hubo un estudio del rival y su opción y se esforzaron al máximo por la victoria. El marcador fue mezquino. No fue más estrecho, primero, por la calidad del adversario, que por algo había ganado la Copa Libertadores y que cuenta en su plantel con Neymar, ya considerado un astro mundial.

Después por fallas de sus jugadores y también, las pifias referiles del juez uruguayo Martín Vásquez, implacable y sin temor con los visitantes y timorato para sancionar a los dueños de casa.

El joven Sebastián Martínez, la mejor figura azul, junto a Herrera, y la ayuda de la defensa, se bastaban para detener a Neymar y compañía, quienes en el primer tiempo, sólo crearon peligro con dos disparos, uno de Neymar a los 20 segundos y otro de Anderson a los 36 minutos, además de un par de centros, muy bien interceptados por Herrera y una intervención con golpe de puños del arquero a ras del suelo, después de un tiro de esquina.

Pero la U. de Chile tenía la posesión del balón y llegaba constantemente hasta el área rival, producto de la presión y buen trabajo defensivo. La defensa de Santos despejaba a cualquier parte y golpeaba, sin miramientos. Durval no fue sancionado con amarilla, en una fuerte entrada a Gutiérrez, a quien lo tuvo en el piso permanentemente a empujones, principalmente en los corners y centros.

En uno de los pocos descuidos de Martínez, que no alcanzó a volver tras Neymar, en su mejor acción el astro brasileño recibió un centro, pasó a André quien de espaldas al arco, devolvió el balón para que Neymar, de derecha derrotara a Herrera, con un disparo pegado a un vertical.

El gol no hizo amainar la presión y ataque de la “U” Aránguiz estuvo cerca disparando de distancia. Ubilla, pasó a tres zagueros y un pisotón lo hizo trastabillar y perdió propicia ocasión de gol. Lorenzetti desperdició otra oportunidad al no disparar al arco, optando por un pase errado a Gutiérrez. A los 42 Ubilla no pasa la pelota a Aránguiz quien llegaba sólo al arco de Rafael.

Increíblemente, tras estas acciones, Santos, estuvo en condiciones de definir, cuando a los 45 minutos del primer tiempo Pepe Rojas prefieró empujar a Neymar en el área, cuando este tenía la marca encima de Martínez. Afortunadamente, Herrera lo engañó con movimientos al costado derecho y el penal disparado por el mismo Neymar al izquierdo, fue contenido por Herrera.

Sampaoli reemplazó al comenzar el segundo tiempo a Aránguiz, quien estuvo bien en contención, pero mal en habilitar a los delanteros, por Marino y a Matías Rodríguez, quien aparte de un peligroso cabezazo poco había hecho en ataque, por Francisco Castro.

Este último provocó una de las acciones conflictivas, cuando a los 53 minutos cabeceó en el área y el defensa Leo se interpuso con el brazo en una acción intencional. El penal para la “U” pudo haber cambiado el partido. A los 59, el mismo Castro recibió a un par de metros del arquero un pase de Marino, perdiendo el balón al no poder dominarlo. Santos llegaba al arco de Herrera como en todo el primer tiempo sin poder ingresar al área

La “U” dominaba y atacaba, pero igualmente sólo llegaba a la entrada del área. No hubo quien encarara y penetrara, como ocurría antaño con Edu Vargas o Junior Fernandes, ni tampoco disparos certeros de distancia, como lo hacía Marcelo Díaz.

Santos volvió a aprovechar otra de las pocas oportunidades de anotar. Un tiro libre por amarilla a Osvaldo González por foul a Anderson, permitió un centro de éste. Neymar y André en posición adelantada, retrocedieron y el defensa Rodrigo, de 1.85 metros superó fácilmente a la defensa azul para anotar el segundo gol y decisivo. La “U”, luchó hasta el final buscando cambiar la suerte o un descuento, pero fracasó por los mismos errores o impericia.

Una derrota que dejó lecciones. Con el mismo sistema que le dio éxito en la Sudamericana, está en condiciones de hacer un buen papel ante los mejores y a lo mejor repetir el título y le basta también para lograr el cuádruple título nacional consecutivo,pero no debe olvidarse de lo que mejor ha hecho.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas