¡¡Letra muerta!!

No quiero poner “un segundo Pelo a la Sopa” para la discusión del  TPP 11, porque creo que  los Acuerdos Comerciales Internacionales han sido positivos para nuestro país.

La realidad es que somos un país pequeño, que con sólo 18  millones de habitantes y  un ingreso per cápita  US$24 mil, nuestro peso específico  no produce ningún cambio significativo en el comercio internacional. Cómo se dice  en términos coloquiales, “nuestro país no mueve la aguja”.

Haciendo un análisis de algunos acuerdos comerciales de última generación, se evidencia que ya tienen estipulado Capítulos o cláusulas  de apoyo (¿ ?) a las Mipymes, situación que produjo, a este sector, una gran esperanza, además de sentir  que por primera vez los consideraban dentro de las posibilidades de ser exportadores.

Pero efectivamente, esto parece ser sólo una ilusión, porque hasta ahora, estos capítulos o cláusulas son muy vagos en su contenido y quizás escritos con la belleza de una lápida de cementerio, es decir, solo  letra  muerta.

He tratado  de obtener  antecedentes para  corroborar o retractarme de la afirmación anterior  y  me ha sido imposible acceder a  algún indicador sobre la administracion de estos acuerdos de  última generación y su real aporte al desarrollo exportador de las empresas de menor tamaño.

Además, para confirmar o enmendar mi error sería interesante conocer las horas destinadas  de la Cancillería a la Administración y el nivel de funcionarios  destinados para estos acuerdos.

No es por dudar de las buenas intenciones, ni las capacidades de las personas, sino más bien tener la tranquilidad que  los Acuerdos Comerciales no son exitosos cuando se firman y se saca la foto oficial, sino más bien cuando se tiene la certeza que están bien comunicados a la ciudadanía y que en forma efectiva favorecen a todas las empresas nacionales y en especial a las Mipymes.  

También es deseable conocer cuántos recursos ha utilizado PROCHILE para darle oxígeno real  a los capítulos pro Mipymes de los acuerdos.

¡¡¡Ojalá!!! que me equivoque una vez más y  que si se llegase a firmar  (lo que deseo) el  TPP11, se le dé importancia real, para que las cláusulas  de las Mipymes  den prontamente frutos verdes y que en un corto tiempo  alcancen  a madurar lo suficiente para que se desarrolle  un  verdadero exportador Mipyme, con valor agregado, responsabilidad ambiental y sustentabilidad financiera y técnica.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas