La otra reforma necesaria

La ampliación del acceso a la educación superior, junto con generar una discusión respecto del financiamiento y la administración de los fondos que hoy ocupa la agenda pública y ciudadana, ha generado un cuestionamiento importante respecto del sentido de esta. Tanto en países del Norte como en aquellos del Sur, la pregunta es la misma, ¿cómo puede la educación superior aportar a la creación de sociedades más cohesionadas y más justas?

Como respuesta a este contexto internacional, UDLA, junto a otras universidades, empiezan a generar respuestas concretas que tienen como fin aportar al bien común, ya sea a través de acciones específicas de vinculación con el medio anexas al curriculum, con programas académicos de asignaturas que incluyen una metodología de “aprendizaje y servicio”, y/o como es el caso de nuestra universidad explicitar una matriz valórica expresada en resultados de aprendizaje, dentro del curriculum de las disciplinas que los estudiantes van desarrollando durante su trayectoria académica.

En el caso del Programa de Intervención Comunitaria, que responde a esta tendencia mundial en la educación superior, la preocupación por la formación de profesionales con compromiso comunitario, responsabilidad ciudadana y ética profesional también responde a las demandas epidemiológicas, demográficas y del estado de situación de las políticas públicas nacionales. Esto debido a que aportar a la cohesión social de las comunidades y el bien común del país, no solo se transforma en un imperativo ético como ciudadanos, sino en una estrategia social y sanitaria para la producción de salud y bienestar.

Por último, señalar que el cuestionamiento respecto del sentido de la educación superior está lejos de ser resuelto. Sin embargo, ejes transversales a las diferentes iniciativas estudiadas a nivel internacional nos indican que hay acuerdo en la necesidad de explicitar los valores que guían la formación de estudiantes, como también hacerse co-responsable del trabajo que se establece con la comunidad.

El sentido de la educación superior involucra la voluntad política y apoyo institucional de autoridades universitarias y del gobierno local, junto con docentes y actores comunitarios comprometidos con el curriculum; estudiantes abiertos a la posibilidad de aprender en la acción directa con comunidades y comunidades dispuestas a establecer alianzas con la academia para iniciar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Es en este contexto, que como Facultad de Ciencias Sociales estamos abocados a la evaluación y ajuste de programas académicos, junto con el fortalecimiento de las prácticas profesionales y la investigación, con el fin de incidir en la formación de futuros profesionales comprometidos con el bien común y el bienestar de la comunidad.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas