La prueba de selección universitaria necesita un cambio urgente

La PSU claramente cumplió su ciclo, es un instrumento de medición que no toma en consideración competencias cualitativas y tiende a segregar a los estudiantes según situación socioeconómica, generando más que selección universitaria, una barrera de ingreso a la educación superior, por los sectores más desposeídos.

Los procesos educativos, han tenido un cambio de modelo constante partiendo por el positivista, para transitar al constructivista, de manera gradual pero dinámica, a diferencia de la prueba de selección universitaria, que prometía ser un sistema tendiente a medir a los educandos por sus conocimientos reales, sin embargo, la métrica siempre es a favor de quienes tienen mayores ingresos y acceden a recintos educacionales privados, dejando fuera a un porcentaje mayoritario que no tiene las mismas posibilidades basales. 

Es muy cierto, que en la ley está expresa la modalidad del proceso de reforma a la prueba en cuestión, pero estos cambios no han llegado con la oportunidad que la situación requería, sacrificando generaciones estudiantiles completas, por el sólo hecho de no contar con una base educativa sólida, lo que se reduce al factor socioeconómico. No es justo que una prueba de selección universitaria, sea la que discrimine, por el factor pecuniario y no por las aptitudes que la persona tiene para  desarrollarse en la educación superior y por cierto en la vida a futura. 

Es necesario expresar el desacuerdo, lo incómodo y lo extensa que es la prueba, aun así no nos representan los casos violentos que producen.

Tal como lo dice el Presidente de RN Mario Desbordes, necesitamos un cambio para nuestra juventud, necesitamos apoyar una modernización, debemos estar a favor y no en contra de los avances, es una demanda legítima y con una tremenda crítica transversal,  pero no se justifica la forma violenta.

El derecho de rendir la PSU, mas bien, es una obligación, porque al no rendirla, están perdiendo la oportunidad de poder entrar a una universidad, las  cuales exigen este filtro para su ingreso.

No podemos seguir aceptando segregaciones o segmentaciones con un test que se realiza de la misma manera desde el año 2003, habiendo transcurrido casi veinte años desde su inicio. Necesitamos jóvenes dispuestos a movilizarse de manera pacífica y  a luchar por un avance tan definitorio para los futuros  técnicos y profesionales de Chile.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas