Europa: abrocharse los cinturones, posibles turbulencias

No se trata solo de las discusiones sobre las negociaciones de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (y todo el debate interno que existe, incluso ante los tribunales de justicia), sino que el calendario de distintas citas electorales es lo que inquieta en Europa.

Vayamos por orden cronológico:

Este domingo se celebrará la segunda vuelta de las primarias francesas de la derecha. No estará en la papeleta Nicolas Sarkozy, quien salió tercero en la primera vuelta. Sí lo estarán dos de sus ex ministros, François Fillon y Alain Juppé. Quien gane será el candidato de la derecha en las elecciones presidenciales de abril/mayo próximo. Lo más probable es que será quien juegue el rol de “cordón sanitario”, como se le conoce en Francia, al avance del partido ultraderechista y xenófobo de Marine Le Pen, Le Front National. Ante un presidente socialista muy debilitado y una izquierda francesa fragmentada, no sería raro que los franceses terminen votando el 7 de mayo entre una candidata de la ultra derecha y un uno de la derecha. ¿Funcionará el cordón sanitario?

El 4 de diciembre hay dos importantes citas electorales en Europa. Por una parte, en Italia se somete a referéndum un proyecto de reforma constitucional que ya fue aprobado por el Parlamento. El Primer Ministro Matteo Renzi puso en juego su responsabilidad política y anunció que dimitiría en caso de triunfo del NO. De esta manera, más allá de la discusión técnica sobre la modificación constitucional propuesta, los italianos están entendiendo que la votación es sobre la gestión del gobierno de Renzi. Las encuestas han estado bastante cerradas pero las últimas anuncian un rechazo a la propuesta. En ese caso, Italia podría entrar en un período bastante convulso.

En caso de renuncia de Renzi, constitucionalmente quien debe decidir qué hacer es el Presidente. Puede encargar a alguien (que puede ser el mismo Renzi) que forme nuevo gobierno o llamar a elecciones generales. Si se llegara a llamar a nuevas elecciones, existe la posibilidad cierta que el partido populista de derecha Movimiento 5 Estrellas gane las elecciones.

Con la reciente modificación al sistema electoral que entró en vigor en Italia en julio pasado, el partido ganador tendría una prima extra de escaños, lo que podría llevar a este partido a un gran peso en el Parlamento. Cabe recordar que uno de los principales objetivos de este partido es llamar a referéndum para pronunciarse sobre la permanencia en la Zona Euro. Esto inquieta, más aun cuando la situación económica italiana es delicada, en especial la solidez de sus bancos. El Banco Central Europeo está alerta y no se descarta una intervención en atención a los efectos políticos que podrían impactar en la economía y su posible contagio al resto de Europa.

El mismo día los austríacos están llamados a votar para elegir en la segunda vuelta a su próximo Presidente. Por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, pasan a segunda vuelta dos partidos que no son los pertenecientes a las familias europeas de la Social Democracia o el Partido Conservador. Quienes se enfrentarán serán los candidatos del Partido Verde y del partido de ultraderecha FPÖ.

Norbert Hofer, su líder, perdió por solo 30.000 votos la elección anterior, la que fue anulada por el Tribunal Constitucional por errores en el conteo. Si bien el Presidente tiene más bien un poder débil en los regímenes parlamentarios, un posible triunfo de Hofer sería un nuevo golpe para los pro-UE y sería el primer Jefe de Estado eurofobo del club europeo.

En marzo de 2017 son las elecciones generales en Países Bajos. Hasta el momento las encuestas muestran una amplia ventaja del partido del líder xenófono y eurofobo Gert Wilders, Partido por la Libertad. Aun cuando está siendo enjuiciado por incitación al odio en Holanda y ha negado ser racista, su discurso ha sido anti Islam, anti inmigración y anti UE.

Como ya lo señalamos, en 2017 también son las elecciones presidenciales francesas. El sistema es de elección popular directa a dos vueltas. La primera es el 23 de abril y la segunda el 7 de mayo. El Front National ha subido en las encuestas y en las elecciones del Parlamento Europeo de 2014 aumentó su representación, siendo el primer partido francés en la eurocámara. Si bien en las elecciones regionales pasadas el FN pasó a segunda vuelta en varias regiones, en ninguna de ellas logró asirse del poder regional. El “cordón sanitario” funcionó. La duda es si, en el actual contexto, funcionará de nuevo el 2017.

Finalmente, Alemania tendrá elecciones generales en septiembre del 2017. Ángela Merkel ha anunciado esta semana su decisión de presentarse a un cuarto mandato. Muy criticada por muchos por su gestión en la crisis económica y las medidas de austeridad aplicadas en especial a los países del sur de Europa y luego por su posición en la crisis de refugiados e inmigrantes, ante la ola de populismos y eurofobia, hoy aparece como la gran líder, último bastión de contención del “mundo libre”.

Tras el triunfo de Trump y la visita de Barack Obama a Berlín y pese a que ella lo calificó de “grotesco”, Merkel aparece como quien puede evitar que en la misma Alemania se caiga en los brazos de tendencias disruptivas y amenazantes para la UE.

El partido populista de Alternativa para Alemania (AfD) ha subido en las encuestas que hoy dan alrededor de un 12%. Este partido logró importantes triunfos en recientes elecciones federadas donde incluso logró dar un duro golpe a la CDU y a Merkel en particular al ganar en el Estado de nacimiento de la Canciller. Merkel ha gobernado en coalición con su primo-hermano, la Social Democracia Bávara (que la criticó mucho en la gestión de la crisis de refugiados) y el SPD, partido socialdemócrata.

En este último se ha anunciado que Martin Schultz, actual Presidente del Parlamento Europeo, abandonará su cargo para presentarse a las próximas elecciones de septiembre, perfilándose como posible contrincante de Merkel para la Jefatura de Gobierno. Habrá que ver si se repite la Gran Coalición o Merkel logra un gobierno mayoritario con la Social Democracia bávara. Cuánto logrará el AfD en representación en el parlamento y cómo se configurarán los otros partidos es la gran duda.

Como se puede observar, posibles turbulencias se avizoran en el aire europeo y en cuatro de los países fundadores de la UE (Alemania, Francia, Países Bajos e Italia).

¿Tienen los cinturones abrochados?

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas