Guardias privados, protección sin protección

Hoy es común ver en los supermercados o malls a guardias de seguridad en las puertas o lugares estratégicos, para que puedan prevenir los potenciales peligros que acechen al recinto y a quienes lo visitan. Sin embargo, lo que la mayoría de la población no sabe es que la persona encargada del resguardo de la seguridad tiene las mismas facultades y atribuciones que cualquiera de nosotros frente a un hecho delictual, ninguna.

Por lo mismo, en varias oportunidades hemos visto a guardias amedrentados por delincuentes, sin poder defenderse por el riesgo a ser detenidos por riñas o lesiones.

Además, al ser “civiles” frente a la ley, dicha agresión no tiene penas ejemplificadoras, como sí ocurre en el caso de los uniformados. Y es que, con la situación delictiva actual, es difícil imaginar que aún no exista una normativa que resguarde y proteja a quienes están encargados de nuestra seguridad, en el ámbito privado.

Esta situación no sólo influye en el trabajador, sino que también en quienes transitan por estos lugares, ya que su seguridad se ve mermada por esta falta de atribuciones del encargado de protegerlos.

Frente al aumento en los delitos, varias municipalidades han tomado cartas en el asunto para encontrar la mejor manera de proteger a sus vecinos. Así, hay comunas que han optado por contratar a ex uniformados para que se movilicen con sus armas personales.

Estas medidas “parches” reafirman que la industria de la seguridad privada en Chile está lejos de ser desarrollada y profesional. Cabe recordar que la ley de seguridad privada lleva 9 años estancada en el Congreso, y claramente hoy ese marco regulatorio está desactualizado en función de la modernización y sofisticación actual de los delincuentes.

Como asociación, creemos firmemente en la colaboración público-privada y por ello queremos entregarle mayor y mejor seguridad a la población, y también darle las herramientas y facultades necesarias a los guardias para que puedan cumplir con su misión y estar protegidos, ya que exponen su vida día a día para defender a las personas.  Por todo esto, es que consideramos que se debe reforzar la seguridad privada y profesionalizar el sector.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas