Opiniones, opiniones y opiniones

Últimamente hay estudios que han revelado un gasto in crescendo anualmente, respecto al combate de la delincuencia, llegando a su pick el año 2015.

Al leer estas informaciones llama la atención el discurso con que algunos  ex personeros de las áreas relacionadas con estos temas, no reconociendo aportes significativos de instituciones expertas en materias de recuperación de quienes delinquen, silencian lo que ya por años hemos señalado como necesario y fundamental, para abordar con éxito lo que muy pocos conocen.

Es fácil decir lo que habría que hacer desde una dirección organizacional política, cuando no se experimenta  lo hecho por Fundación Paternitas y otras, como hundir manos y  pies en el mundo del delito, escuchando la génesis de sus quiebres existenciales, acompañando  en procesos de  humanidad, con metodologías eficientes y modernas, que conllevan a una operación que supera un pasado de abandono, miseria y exclusión.

No significa que cualquier organización privada en asociación con el Estado, tenga éxito en la dirección esperada, sólo lo podrán hacer aquellas instituciones que hayan demostrado una trayectoria eficiente.

Los  estudios que se refieren a estos tópicos, parece que ignoran con recurrencia, que la seguridad ciudadana no tiene nada  que ver con la represión, encarcelamiento, aumento de las penas, etc., sino más bien con programas que incorporen a los marginados, vulnerados, maltratados y con nulas herramientas y capacitaciones, a la comunidad escolar, laboral, social y familiar.

La coordinación fundamental que tendríamos que haber tenido desde hace decenios, además de  con Carabineros, PDI, ministerios de Justicia, Desarrollo Social, de la Familia, Educación, Salud, es con las fundaciones y corporaciones, reconocidas, en el ámbito señero, honesto y visionario enesta temática.

Por lo anterior no puedo entender que todavía existen opiniones donde parece ser que lo único que cuenta es  lo técnico, para tratar este conflicto social, siendo ampliamente demostrado que ello ha sido un fracaso.

El estudio de la doctora en psicología Anneliese Dörr, en el que señala “que un niño cuidado por animales conservaría mejor la capacidad de dar y recibir afecto que un niño cuidado por un centro como el Sename”, avala lo que venimos diciendo hace  tanto rato.

¿Hasta cuándo entonces  opiniones, opiniones y  opiniones de lo que hay que hacer, malgastando los recursos de todos los chilenos, cuando Fundación Paternitas lleva tantos años haciendo y proponiendo políticas y programas con números azules que en verdad contribuyen a la seguridad ciudadana y a una mejor calidad de vida de este abandonado segmento?

“Al malo sólo el cariño lo vuelve puro y sincero”,  dijo Violeta Parra.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas