Inaceptable excusa para postergar elección de Gobernadores Regionales

La UDI fiel a su tradición autoritaria, quiere ahora postergar las elecciones directas de Gobernadores  Regionales aprobadas para el año 2020  junto a alcaldes y concejales.      

La razón esgrimida tiene más olor a cálculo político que a verdadero interés por la Regionalización  y Descentralización del  país. El viejo temor de la derecha a los cambios: es mejor mantener todo igual como está, se expresa una vez más.

La ley aprobada para elección directa de los Gobernadores Regionales, consagra  un conjunto amplio de  nuevas facultades en temas  de ordenamiento  territorial, transporte público, conurbaciones, definición de zonas aisladas, planes de tratamiento de residuos,  nuevas divisiones que permitirán  que los temas de fomento, turismo y los del área social tengan una mirada y un control desde lo regional para un Chile que se muestra diverso en su territorio.

La verdadera obligación constitucional que tiene este gobierno, es la de  elaborar los reglamentos  necesarios para darle carácter ejecutivo a las leyes aprobadas durante 2018, en lo que se encuentra en franco atraso y desobediencia.

El tema que esperabámos todos los chilenos que se discutiera y aprobara en el Congreso es la Ley de financiamiento Regional y responsabildad fiscal, un cuerpo legal necesario para asegurar el éxito de los nuevos gobiernos regionales. De eso no hay noticias. Porque no existe voluntad política de dotar a las regiones de nuevos instrumentos que  vayan haciendo retroceder el oscuro panorama de inequidades que se observa en nuestro territorio.

La Presidenta Bachelet dejó muy avanzadas las  propuestas sobre estos temas pendientes, si no gustan es obligación presentar alternativas, modificando total o parcialmente lo  ya elaborado, pero cumplir con los plazos legalmente establecidos.

Sería más interesante que  la UDI estuviera dispuesta a instalar la discusión sobre nuevas facultades que se pueden traspasar a los gobiernos regionales, para dotar de mayores instrumentos a los gobiernos electos. Las leyes se pueden mejorar  sin postergar su calendario de implementación.

El mayor desafío de los próximos años es junto a la instalación de los nuevos gobiernos regionales, aprobar un nuevo cuerpo legal sobre financiamiento regional y responsabilidad fiscal, con facultades para endeudamiento, ingreso al mercado de capitales, modernización del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, creación de un fondo  o varios, que vayan a combatir la desigualdad inter  e intra regionales.

Y la segunda parte tiene que ver con como incorporamos la responsabilidad fiscal para Gobernadores, Consejeros regionales y Ejecutivo del Gobierno Regional. 

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas