La evasión de los de arriba y la evasión de los de abajo

Es curioso lo que pasa con la evasión. 

Hay una evasión de los de arriba, que es abordada como un problema económico. Conspicuos expertos argumentan que la elusión y la evasión son fenómenos económicos que deben tenerse presente en la discusión actual de reforma tributaria que pretende recaudar más para hacerse cargo de la deuda social del país.

Pero también hay una evasión de los de abajo, que es tratada como un problema de orden y seguridad pública.

Los más ricos evaden el impuesto a la renta y los menos, el IVA.  También evaden el pago de cotizaciones previsionales de sus trabajadores contratándolos a honorarios o como “colaboradores” tal cual lo hacen las aplicaciones de reparto.  O evaden el pago de la bencina de los autos de la familia, cargándola a sus empresas.

También evaden el cumplimiento de normas ambientales, sobre todo si sus industrias están bien lejos de sus casas.

Por otro lado, la evasión en los pobres no solo es en el transporte.  Se trata de una forma cotidiana a la que muchas personas acuden para enfrentar carencias y necesidades básicas insatisfechas.

El que no puede pagar la vivienda, se instala en un campamento; el que no paga su educación, va a Dicom por deudas del CAE.

Todos son evasores, todos transgreden la ley.

Pero unos lo hacen para obtener más beneficios, mientras que otros lo hacen por necesidad, para sobrevivir.  Para unos es una opción y para otros es una obligación.

En número, los primeros son unos pocos, pero para el Estado, lejos, el costo de la evasión de los de arriba es mucho más alto que la evasión de los de abajo.

Son las dos caras de nuestra sociedad.  El beneficio de unos es el costo de otros.  Lo que ganan adicionalmente los ricos con la evasión, es lo que dejan de percibir los pobres. 

La evasión de unos estudiantes en el Metro, espero que ayude a poner atención en esta otra evasión, de los que tienen más, y que es mucho más perjudicial para el país.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas