Palos porque bogas…

Ante la ausencia de un orden público, donde sin duda hay una crisis multidimensional, y mientras vemos que hay un jefe de Gobierno solo -sin su partido ni sus parlamentarios-, la única salida es la institucional.

El destrabe no significa una "cocina" como lo ha calificado el facilismo en que caen varias campañas electorales. Las instancias de trabajo conjunto a la que hemos asistido son convocatorias de carácter transversal y conocidas por la opinión pública. No se puede hablar de reuniones poco transparentes cuando se hacen de forma abierta e informada por los medios de comunicación. Es nuestro deber asistir a una conversación de ese tipo, con quien fue elegido Presidente de la República, y no podemos aceptar ni caer en la descalificación por buscar una salida a la tremenda crisis que vivimos.

Si queremos avanzar, las decisiones deben ser tomadas independiente de la popularidad que goce nuestro interlocutor en tal o cual encuesta, porque el debate se hace a través de quienes representan las instituciones que corresponden. Y es en esa línea que cada una de las decisiones que hemos adoptado como mesa del Senado, han sido informando a los otros senadores y, por cierto, a los ciudadanos.

No estoy dando explicaciones, estoy siendo coherente con la actitud que hemos tenido como representantes del Senado. Así como las razones que nos llevaron a asistir a La Moneda, me gustaría tener esta misma vitrina para detallar las líneas de trabajo. Porque gracias a ello establecimos lo que llamamos mínimos comunes: Una renta universal, generación de empleos y protección de las pymes, todas ellas apalancadas por generación de recursos para enfrentar estas medidas.

Si logramos un avance en la demanda de más de un año, donde protección a la familia fue reemplazado por un IFE acotado, mal ejecutado y reemplazado en primera instancia por cajas de mercadería, habremos avanzado. Si logramos alcanzar un apoyo a pymes que realmente sea contundente y mejore la cobertura del Fogape que dejó al arbitrio de la banca el acceso, y hoy con una nueva corrección sigue excluyendo al 15% de las pequeñas empresas, entonces habremos avanzado. Si logramos bajar de manera real el 10,4% de desempleo, con una reactivación verdadera y no puestos de trabajos precarios, entonces habremos recién avanzado. Por eso hablamos de mínimos comunes, es la base para poder salir de esta crisis. Y no un "pacto de gobernabilidad" como se ha buscado instalar para que el actual Mandatario termine su período.

Claro que es difícil confiar en un Gobierno que para zafar de una mala política no propone alternativas, sino un choque de trenes entre los poderes Ejecutivo y Legislativo. Cómo confiar dice usted en un Gobierno que ante ello saca del sombrero una pobre reforma previsional sin tocar nuevamente a las AFP. Sí, siempre es así, parece cuento de nunca acabar.

Entonces, ¿usted cree que pensamos es la panacea? Pues, le puedo decir que se trata de un paso necesario. Respetar la institucionalidad incluye ante situaciones complejas, actuar con generosidad y responsabilidad política.

Ustedes vieron la imagen después de la reunión, acá el protagonista en la práctica no es el Presidente, es el país, que eligió a quienes estamos representando la soberanía ciudadana. Y les pido hagamos el ejercicio de ir más allá de la obvia calificación al desempeño de esta administración: El Presidente de la República fue electo como tal de manera democrática por un período de cuatro años. Lo que desea gran parte de los connacionales es paz y seguridad social, y ello pasa por cultivar una sana democracia que brinde estabilidad política, social y económica del país.

Los procesos deben llevarse adelante con todas las garantías de los derechos de los ciudadanos. Hoy es evidente que atravesamos una situación delicada, de momento no hemos sido capaces de derrotar la pandemia, el costo y los efectos sociales han sido muy negativos: La vulnerabilidad de la familia chilena se profundizó, tanto las respuestas del sector privado como del Estado no siempre han sido las que corresponde. Y el Gobierno además de actuar tarde con apoyos, insiste profusamente en mantener una evaluación distinta de la situación que viven la mayoría de los chilenos.

Por ello es que lo que requiere tramitación legislativa se hará como siempre en sesiones abiertas y convocando representantes de los sectores involucrados. Como Senado de la República nos corresponde actuar, cumplir con nuestras facultades y deber institucional, sobre todo moral, de sacar adelante esta agenda de mínimos comunes. Lo seguiremos haciendo de cara a quien siga este proceso, de manera transparente y en las instancias correspondientes, más allá de la connotación política de breve alcance en la que tal o cual candidato insista para sacar provecho individual.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas