Septiembre

No podremos hacerlo en persona. No podré hacerlo en persona, pero quiero abrazar y besar desde aquí, con estas palabras, a todos, quienes por estos días unen fuerzas para conmemorar el triunfo y asunción del gobierno de la Unidad Popular aquel 4 de septiembre de 1970. 

La plaza hoy está cerrada para celebrar y encontrarnos, entre el gobierno de Sebastián Piñera y el Covid nos han robado las noches y los días enteros de este otoño invierno. Calculo el tiempo que ha pasado desde que nos vimos por última vez. Fue en marzo y me asusto, pero conservo la esperanza de volver cuando los contagios y el otro virus, el que gobierna, no acaparen ya los titulares de cada día.    

Durante semanas muchos intentamos resistirnos a la idea de no poder estar juntos en la calle, de no encontrarnos unas pocas horas para celebrar la experiencia que marcó la vida de varias generaciones. A regañadientes aceptamos que no nos iba a quedar más remedio que recordar y pensar. ¿Es mucho pedir? No. Este año ha sido tan terrible que no podemos conformarnos con menos.

La experiencia de la Unidad Popular y el gobierno de Salvador Allende es un hecho histórico marcado por el arrojo constructivo de creer con vehemencia en una vida mejor para todas y todos.

Las 40 medidas del Programa de gobierno de la Unidad Popular, fueron 40 medidas que buscaban un país justo. Nada más. La molestia de algunos se responde sola y la necesidad de reivindicar el proyecto político de la UP, retomando las luchas por dignificar a los trabajadores de Chile, cobra más vigencia que nunca. Estamos vivos, condición de los seres vivos es vivir o mejor dicho solo se trata de vivir.

Para terminar, permítanme un deseo. Quiero pedirles que no se desanimen, que resistan con tenacidad y con alegría esta interminable y viral desdicha y bronca política sin fin, que crean conmigo que la Santísima Dignidad es inmortal.

Porque cuando volvamos a celebrar, no puede faltar ninguno.   

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas