Somos más y ganamos más que el Plebiscito

En esta elección Chile ha escogido un rumbo constructivo y pacífico para afrontar la crisis de sus instituciones. Quienes votamos construyendo mayoría sabemos dos cosas, que ganamos y que hemos empezado a ganar. Triunfando en el Plebiscito nos pusimos en camino de ganar el país.

El oficialismo dice que no se pueden sacar estas conclusiones porque por el Apruebo y la Convención Constitucional han votado también personas de derecha. Pero es precisamente por eso por lo que hemos ganado.

Todos en la oposición, sin faltar nadie, hemos promovido las mismas opciones, compartimos un diagnóstico, concordamos una estrategia, actuamos en coincidencia, pese a no estar en un solo comando, lo que hoy ya pasa a ser irrelevante. Ante una gran crisis pudimos ofrecer una misma respuesta política.

En la oposición estuvimos en lo mismo. Las banderas del Apruebo han sido las mismas y se puede decir que eran intercambiables. Al llegar a esta cita con la historia nos encontraron con una sola respuesta. Por eso hemos ganado.

La derecha se disolvió entre las opciones existentes, por eso, porque apostó a todo, no estuvo realmente en nada. Se han mostrado desunidos, con estrategias en pugna.

Por cierto, todas las opciones eran válidas. Cada ciudadano tenía el legítimo derecho de escoger como quisiera y al final cada cual tomó su decisión. A la derecha le ocurrió lo contrario.

Este sector político no pudo resolver en conjunto en una decisión trascendental: definir las normas fundamentales de la comunidad nacional por décadas es de las decisiones más importantes que se puedan tomar. Cuando hubo que optar, el oficialismo no pudo, es por esta falla política básica que ayer fue derrotada.

La derecha seguirá siendo, hasta el final de este gobierno, aquello que la invalida para continuar en el poder, una minoría fracturada que no supo hacerse presente cuando había que saber optar.

Ha ganado la única opción que nos permite construir futuro. El rechazo nos metía en un callejón sin salida, que nos dejaba con la crisis y sin respuestas. Se respaldaba en el temor y la incertidumbre, factores que se irán disipando con el paso de los días.

Porque hemos ganado es que, junto con el amanecer del nuevo día, somos más todavía los que se han decidido a participar activamente en el proceso constituyente.

El Apruebo puede seguir sumando adhesiones, mientras que el rechazo no podía crecer un milímetro una vez terminada la consulta ciudadana.

Si se observan las comunas en que la derecha obtiene siempre su mejor desempeño electoral y lo comparamos con comunas donde la centroizquierda obtiene sus mejores resultados, se encuentra un dato clave: la derecha mantiene sus posiciones subiendo levemente. Es la oposición la que mejora más su desempeño.

Hay más sectores populares y más jóvenes votando. Han vuelto a las urnas y lo hacen ganando ahora y en el futuro. La derecha ha quedado herida en un ala.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas