Las vírgenes suicidas

En los últimos años, Chile se ha convertido en el segundo país de la OCDE en que más ha aumentado la tasa de suicidios en el mundo. En el caso del grupo adolescente, para el año 2020 , y según cifras del ministerio de Salud y el INE, se espera que cada día un joven se quite la vida en nuestro país.

Según estas mismas fuentes, si en el año 2000 se suicidaban 4 de cada 100 mil adolescentes, esta cifra en el 2010 se elevó a ocho, y se estima que para el 2020 llegará a doce, lo que representa un incremento del 200 por ciento. Esto pone a Chile en el nivel de suicidios de adolescentes más alto de América Latina y en el mundo, solo superado por Corea del Sur.

¿Por qué se suicidan los adolescentes? Distintos estudios muestran que existen ciertas patologías prevalentes asociadas al suicidio, incluyendo trastornos del ánimo, esquizofrenia, adicciones al alcohol y las drogas, problemas conductuales, trastornos de la alimentación y de la personalidad. El bullying en sus distintas formas ha tomado cada vez más relevancia en esta área, especialmente con el uso cada vez mayor de las redes de Internet.

El problema del suicidio en adolescentes homosexuales sin dudas que tiene un carácter especial. En la juventud y primera adolescencia cualquier manifestación homosexual (percepción, conducta, atracción o discordancia sexogenética) aumenta hasta en veinte veces el peligro de suicidio o conductas autodestructivas.

Desde el siglo XIX , distintos investigadores han sostenido que el suicidio es un peligro más grande para los jóvenes con algún rasgo homosexual que para la población general. Las causas principales son: soledad, aislamiento social, desesperanza, depresión, miedo al rechazo, falta de apoyo familiar, baja autoestima, baja autoconfianza, baja autoaceptación, y heterosexismo social, que se manifiesta como denigración constante de la vida de los homosexuales.

Para los homosexuales, la adolescencia es un período más difícil que para el común de los jóvenes.Temen la hostilidad y la incomprensión de los suyos. Se recela la familia, la escuela no es muy amigable, y en una época donde los amigos juegan un papel central, gays y lesbianas no pueden confiar sus secretos en la gente de su edad. Los pensamientos suicidas, los intentos de suicidio, y las conductas de autodaño, que son endémicas en la juventud en general, en la juventud homosexual y bisexual son más frecuentes.

Ninguno de los ámbitos de contención de la juventud (familia, escuela, clubes, e incluso organizaciones de prevención e intervención en problemas juveniles) está preparado para enfrentar esta dimensión del problema.

¿Que rol debemos jugar los profesionales del área de la salud en esto? Es nuestra responsabilidad preparar a los futuros profesionales de la salud para que puedan identificar y aceptar la diversidad en la sexualidad adolescente , dándoles las herramientas técnicas que les permita ayudar en la orientación, en la consejería profesional multidisciplinaria y en la derivación oportuna a profesionales especializados.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas