Vivir Sano, un desafío y una responsabilidad colectiva

Durante estos meses se ha hecho un trabajo intersectorial importante, donde se aunaron esfuerzos y objetivos de varios servicios asociados  y ministerios para generar condiciones para vivir bien y vivir sano.

Y para lograr ese objetivo, el vivir bien, vivir sano, es que hemos imprimido un sello donde el Estado asuma responsabilidad de dar acceso a servicios que permitan disminuir las brechas y barreras para la vida saludable, a través de acciones en materia de salud, educación, recreación y actividades al aire libre.

Se trata de una oferta articulada con los diferentes ministerios: Salud, Educación, Deportes, Trabajo,  Vivienda, Ministerio de Desarrollo social, que representa tener una oferta programática más completa e instaurar una política pública coordinada a nivel nacional, con expresión regional y local, lo que permitirá en mayor incidencia en la calidad de vida de las personas.

Es por ello, que damos inicio a un nuevo periodo del Sistema Elige Vivir Sano, que se pone a disposición de las comunidades y un conjunto de iniciativas que abarcan desde la alimentación, la actividad física e información, para potenciar los hábitos saludables desde la primera infancia a la tercera edad. Asimismo, las actividades tendrán pertinencia intercultural, de género, territorial y contará con criterios de no discriminación hacia las personas en situación de discapacidad.

Es imprescindible promover la inclusión de las comunidades y transformar los entornos y espacios para que puedan ser usados a favor de la salud de las personas.

Para ello, este nuevo periodo contempla tres líneas de acción, una línea que contempla la intervención de actividades deportivas y recreativas; una segunda, constituidos por acciones relativas a “alimentación saludable” y una tercera línea, “que es la de formación y participación ciudadana” que permitirá ejercer decisiones informadas.

Asimismo, es necesario para este nuevo periodo, construir indicadores que permitan monitorear y evaluar comunidades saludables, de manera de identificar las áreas que presenten mayor desafío por abordar y reorientando la oferta programática, si es necesario.

Precisamente, tenemos que contribuir en la generación de marcos normativos que eleven los estándares en materia alimentaria y en condiciones de entorno que mejoren la calidad de vida de las personas, aquello permitirá dar lineamientos hacia estilos de vida saludable, amigable y activos.

Entre las ofertas programáticas que están a disposición de las comunidades, encontramos los Huertos Escolares que llegarán a 100 escuelas del país; la Ruta Saludable, que estarán presentes en escuelas, lugares de trabajo y ferias libres; las Escuelas Saludables para el Aprendizaje; el Programa Deporte en tu calle; los Diálogos Ciudadanos; la Escuela de gestores y gestoras sociales; foros regionales; las pausas saludables, entre otros.

Estos ejes, objetivos, la labor intersectorial y el liderazgo de la Secretaria Ejecutiva, generará las condiciones para que las personas puedan tomar las mejores decisiones para sus vidas y el cuidado de su salud.

Queremos que más parques, canchas, ciclo-vías, espacios públicos estén disponibles para la actividad física de las personas de todas las edades. En los barrios, las calles, plazas, escuelas y lugares de trabajo estará presente nuestra oferta programática, impulsando al sector privado y a las organizaciones iniciativas en este mismo sentido.

Porque sabemos que “Vivir Sano, es un desafío y una responsabilidad colectiva”.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas