¿Demoler colegio Las Américas? ¡No!

El 4 de junio de 1999 el Ejército de Chile cede a la Municipalidad de La Reina (algunos afirman que devuelve) los terrenos donde hoy se emplazan La Aldea del Encuentro y el Colegio Las Américas.

En la escritura de cesión se registra: Cláusula Tercera“...el terreno destinado a equipamiento comunitario y áreas verdes individualizado”y, como si no fuera suficiente, agrega: Cláusula Cuarta “el inmueble…será destinado única y exclusivamente al desarrollo de un plan de servicio a la comunidad traducido en el “Complejo Aldea del Encuentro”. La cesión de terreno se efectúa bajo la promesa expresa por parte de la Corporación Municipal de “no alterar su destino.”La validez de estas cláusulas es ratificada en acuerdo unánime número 638 del Concejo Municipal de La Reina de fecha 28 septiembre de 1999.

El 26 de abril de 2000 el municipio de La Reina vende parte del terreno al Club de La Republica, para la construcción de un Colegio, fin que se estima coherente con el Proyecto Aldea del Encuentro.

El 14 de agosto de 2001 el referido colegio está construido, funciona hasta el año 2012, fecha en la cual, después de diferentes intentos para remontar difíciles situaciones económicas derivadas de la baja matricula (siendo la última gestión la de los hermanos Parisi) el Club de La República decide cerrar el establecimiento.

En el año 2013, representantes del Club de La República y de la Municipalidad de La Reina sostienen reuniones en las que el Club manifiesta su interés y necesidad de vender, y la Municipalidad manifiesta su interés de comprar dicho terreno debido a la escasez de suelos disponibles y las múltiples necesidades sociales de la comuna.

El primer uso contemplado era aprovechar el edificio para mejorar la infraestructura educacional municipal, existiendo también otros usos posibles desde Edificio Consistorial, Sede Organizaciones Comunitarias, Centro Cultural Recreativo y otras actividades que respetasen las cláusulas modales que dan origen al Proyecto Aldea del Encuentro.

Durante el año 2013 también los hábiles Arquitectos-Bróker “ARQ arquitectos Asociados y Compañía Limitada”,informados de la intención del Club de La República de vender el terreno donde se emplaza el Colegio Las Américas, inician un elaborado camino para burlar las cláusula modales y conseguir comprar el terreno, averiguan en la Dirección de Obras Municipales (DOM) de la Municipalidad de La Reina si es posible construir viviendas, a lo que se le responde que no, (basándose el Director de la DOM en el acuerdo unánime número 638 del Concejo Municipal de La Reina de fecha 28 septiembre de 1999), apelan a la Seremi de Vivienda y luego de ello,sin mediar explicación alguna, la DOM cambia el criterio(¿?) y responde que sí se puede construir.

El 24 de diciembre de 2013, los Arquitectos-Bróker,con el propósito de conseguir la Aprobación del Anteproyecto por parte de la DOM, consiguen firmar una promesa de compraventa con el Club de La República en cuya Cláusula Quinta toman la precaución de señalar.

Quinta. Condiciones. “El otorgamiento de la compraventa definitiva, queda sujeto al cumplimiento copulativo de las siguientes condiciones: ...que se certifique la extinción de la cláusula modal referida a los inmuebles derivada de la escritura pública de adquisición de fecha 22 de abril de 2002.”

Evidentemente los sagaces abogados de losarquitectos-bróker tenían claro que su operación estaba al borde de la legalidad y que debían tomar resguardos. Es necesario señalar para que quede registrado, que nunca se ha certificado la extinción de la cláusula modal referida a los inmuebles derivada de la escritura pública de adquisición de fecha 22 de abril de 2002.

El 13 de Junio de 2014, la DOM aprueba el Anteproyecto y da luz verde al negocio. El 25 de Junio, el Club de la República  vende a Arquitectos y Cía. Limitada la propiedad en UF 125.000 sin incluir la cláusula modal que le exigía contemplar la escritura de compraventa con la Municipalidad de La Reina. Ese mismo día en la tarde, y en la misma Notaría (en la que actuaba como notario suplente un hermano de uno de los socios de ARQ Arquitectos) ARQ vende la propiedad comprada en la mañana en UF 125.000  a la Sociedad Constructora e Inmobiliaria Monvel S.A en UF 165.000 realizando en horas una ganancia de UF 40.000, es decir aproximadamente $ 1.000.000.000

Esta situación sale a la luz pública en Noviembre de 2014, cuando se advierte el intento de iniciar la demolición, y los vecinos empiezan a movilizarse.

El 19 de noviembre la DOM a petición del suscrito en mi calidad de vecino y concejal de la Comuna de La Reina, y teniendo en consideración que la demolición no estaba autorizada, ordena paralizar las faenas. En el mismo mes de noviembre el Concejo Municipal en pleno y por unanimidad, acuerda rechazar  el proyecto y por sobre todo, la demolición del Colegio (que está en excelentes condiciones) y contratar un estudio de abogados para defender los intereses del municipio. El Alcalde envía carta a la ministra de Vivienda y se realizan reuniones con el Seremi de Vivienda.

El 29 de diciembre Inmobiliaria Monvel ingresa formalmente solicitud de demolición para ejecutar el Anteproyecto.

En el Concejo Municipal del 19 de Enero del 2015 el Alcalde informa que se ha implementado el acuerdo de Concejo contratando al Estudio de Abogados de Carlos Mackenney y José Ramón Correa.

En estos momentos hay muchas actores involucrados y comprometidos con evitar que este proyecto se realice; una comunidad movilizada y decidida a hacer todo lo que sea necesario para evitar su materialización,Fundación Defendamos La Ciudad, Coordinadora Vecinal La Reina, Colegio de Arquitectos, Concejo Municipal en Pleno encabezado por el Alcalde, ministra de la Vivienda, ministro Secretario General de Gobierno, Seremi de Vivienda, todos los actores coinciden en algo. Hay que detener la demolición.

Por más “legal” que fuere el proyecto y los objetivos de rentabilidad perseguidos por los bróker y la inmobiliaria, no se puede pasar por sobre los intereses de toda una comunidad y después de demoler decir que fue un “error involuntario”por eso la tarea hoy es No a demolición colegio Las Américas

Será tarea de la sucesión de propietarios del terreno, la Municipalidad de La Reina y las instancias gubernamentales pertinentes, generar con creatividad una salida satisfactoria a esta ingrata situación.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas