Los pueblos originarios como protagonistas del proceso constituyente

El próximo 25 de octubre, los chilenos y chilenas decidiremos si aprobamos o rechazamos la elaboración de una nueva Constitución y qué tipo de órgano queremos que lo redacte: convención mixta constitucional o convención constitucional.

Personalmente, apruebo una nueva Constitución y votaré por una convención constitucional que sea integrada exclusivamente por miembros elegidos a través de votación popular.

Independiente del mecanismo que gane, sabemos que será paritario -igual cantidad de mujeres y hombres - lo que significa un avance en equidad de género en política y asimismo, habrá participación de pueblos originarios. Sin embargo, aún se discuten en el Congreso varios puntos acerca de estos escaños.

Como integrante de la Asociación de Municipalidades con Alcalde Mapuche (AMCAM), participo en el movimiento “Escaños Reservados”, integrado por líderes ancestrales, políticos y sociales de diversos pueblos originarios.

Nuestro objetivo es lograr al menos 23 cupos para representantes de las primeras naciones, con equidad de género entre los electos y con un padrón electoral abierto donde estos constituyentes puedan ser elegidos tanto por personas que tienen la calidad indígena acreditada por Conadi, como también por quienes sienten cercanía y/o afinidad con algún pueblo originario.

Quienes somos descendientes de las primeras naciones, esperamos que la nueva Constitución reconozca que Chile es un país plurinacional, con varias cosmovisiones, culturas, lenguas y formas de resolver conflictos.

En Chile hay 9 pueblos reconocidos oficialmente como etnias indígenas; mapuche, aymara, rapa nui, atacameños, quechuas, collas, diaguitas, kaweshkar y yaganes, a los que dentro de los próximos días se sumará el pueblo chango, cuyo reconocimiento está listo para ser promulgado por el presidente y tenemos la convicción de que en esta discusión debe haber representantes de cada uno de ellos.

En América Latina se reconoce la valentía con que nuestros pueblos originarios se enfrentaron a los conquistadores europeos y de eso deberíamos sentirnos orgullosos todos quienes tenemos sangre indígena corriendo por nuestras venas, es decir, la gran mayoría de los chilenos y chilenas. Por favor, honremos a nuestros ancestros reconociendo nuestras ricas y diversas culturas, y asegurémonos de que seamos participantes activos en la elaboración de una nueva Constitución.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas