Los temas de vivienda se trabajan a camisa arremangada

El título de esta columna a primera lectura da la impresión de estar trabajando en una obra relacionada con la construcción de casas.

Claro, es así por un lado, pero el concepto va más allá. Cuando asumí la responsabilidad de hacerme cargo de la Dirección Regional de Serviu O'Higgins sabía que el desafío era enorme.

Estar a la altura de una necesidad básica de las familias como es, por ejemplo el acceso a una vivienda digna, es algo que el Presidente Sebastián Piñera a través de nuestro ministro Cristian Monckeberg nos encomendó que había que hacerlo de forma rápida y efectiva.

Hace algunos días me tocó encabezar mi primera Cuenta Pública, instancia en la que hice un recuento del trabajo ejecutado en 2018, donde además dimos a conocer los lineamientos de lo que será nuestro despliegue en temáticas de vivienda, ciudad, barrios y otras temáticas, durante el presente año.

Ha sido un trabajo arduo, en el que sin nuestros respectivos equipos de trabajo y funcionarios no sería posible concretarlo. Esto se refleja, entre otros factores, que en el periodo recién pasado otorgamos un total de 10.985 subsidios habitacionales a familias de la región, con una inversión de más de 80 mil millones de pesos.

Fuimos testigos de cada entrega, en la que familias completas llegaban a recibir este beneficio, que muchas veces era otorgado después de años de espera. ¿Y eso es todo? De ninguna manera, esta es sólo una arista de lo que queremos seguir realizando como ministerio, en terreno, escuchando las inquietudes de los diferentes comités, ya que cada comuna, cada familia, cada población, cada localidad; tiene una realidad distinta.

De eso tenemos que nutrirnos, del dinamismo de nuestras diferentes provincias, para aplicar un plan de acción acorde con eso, y de ninguna forma estandarizar nuestro trabajo.

Pero ¿cómo sigue esto, qué es lo que queremos plasmar en pro del bienestar de las familias de la Región de O'Higgins?

Respondemos a esta interrogante con un concepto que como Ministerio de Vivienda acuñamos y nos encontramos promoviendo poniéndolo en práctica: "Integración Social".

En el papel esto se traduce en beneficios habitacionales para las familias vulnerables y de sectores medios, destinando terrenos para la construcción de sus casas integrados en comunas con escasa oferta privada; ampliando la oferta de viviendas subsidiadas en ciudades de mayor déficit habitacional, generar oferta habitacional para atender la demanda de familias vulnerables y de clase media, y finalmente favorecer la integración en conjuntos habitacionales de calidad y bien focalizados.

Tenemos como desafío efectuar mejoras con el propósito de volvernos más eficientes en ayudar a las personas en temáticas de vivienda, no solo entregando casas, sino que hogares, internalizando que en esos lugares crecerán niños, se vivirán navidades y se celebrarán Fiestas Patrias, a eso nos referimos.

Seguiremos trabajando en terreno, entregando buenas noticias y satisfaciendo las necesidades habitacionales de las familias de la región, saliendo, conociendo, promoviendo la integración social. Toda esta pega... debe hacerse a camisa arremangada.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas