"> " /> " />

Divina herejía y otros poemas

Erotismo, amor y pasión recorren las páginas del libro "Divina herejía y otros poemas", del autor Enrique Marchant.

Con una pluma que facilita el ritmo y la música que requiere la poesía, es un acierto literario que envuelve y hace sintonizar al lector en profundas emociones.

"Los poemas exaltan la belleza, el deseo, la sensualidad de los cuerpos, con arrebato y vehemencia, pero sin jamás perder de vista que estos textos son 'la representación poética del amor y el sexo', con toda su carga de imaginación y fantasía", indica Alejandra Basualto.

Cada texto es único e irrepetible; es todo un universo en sí mismo. Hay un hilo conductor en la sección "Divina herejía", que es el amor sensual, sensorial, de piel. En la segunda sección, "Otros poemas", hay textos sin relación los unos con los otros, que fueron escritos entre los años 1980 y 2020.

Poemas nacidos de la inspiración y no de la disciplina. En el poemario están representadas las experiencias personales de la relación de pareja, la relación con el padre, los estados depresivos, los estados luminosos, el vínculo con la muerte. Primordialmente, la relación de pareja, sobre todo en su ámbito erótico, dice el autor a Cooperativa.

"Calíope y Erato, las musas de la poesía, no habitan en mí. Vienen a visitarme muy de vez en cuando. Llegan silenciosas, tímidas, pudorosas. Pero cuando están conmigo se entregan con total desnudez, con desparpajo, con un poderoso e irrefrenable erotismo.

A veces estamos tres días y tres noches sin dormir, entregados a los devaneos de Eros, derrotando a la fría página en blanco, en donde estampamos con sudor y sangre el fruto de nuestro encuentro.

La verdad es que me considero un escribidor más que un escritor, es decir, un artesano de la poesía. No puedo mentir, escribo poemas, pero no soy poeta realmente. Sin embargo, los poemas de este libro son parte de mi historia de introversión, profundo escudriñamiento o fisgoneo de mis más recónditos sentimientos", fueron palabras del poeta en la presentación de su libro.

Hay varios poemas que se podrían destacar. Un adelanto es el que sigue:

Show
Llega un silencio transformista
haciendo su show
disfrazado de música
con las plumas colorinches
de un pentagrama fantasmal
con una boca inflamada
y furiosa de rojo
que me canta estridente al oído
una canción destemplada y muda.

Enrique Marchant Díaz nació en Santiago de Chile el 30 de octubre de 1960. Estudió Pedagogía en Castellano y se tituló de profesor en 1982. Además de la docencia, ha trabajado en diversas editoriales como editor y corrector de textos. En el año pasado el autor publicó "101 adivinanzas chilenas para niños y niñas", editorial Catalonia, Santiago de Chile, 2021, una interesante y creativa publicación.

El poemario, que es una autoedición, se puede adquirir en el correo editor.marchant@gmail.com.

Imagen foto_00000001

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado