A la final de una Copa tras 84 años

Invicta en 30 partidos la “U” hizo delirar a 22 mil hinchas en Santa Laura y a todo el país. Fue capaz de sobreponerse a la corpulencia física, a las reiteradas faltas y simulaciones del mejor equipo actual de Brasil, Vasco Da Gama, al que derrotó 2-0. Disputará la final con Liga de Quito.

Media hora antes que comenzará el partido, 22 mil hinchas azules repletaban el Estadio Santa Laura y no paraban de avivar al equipo cuando practicaba, instándolo al triunfo, aun cuando temerosos al ver a su principal figura, Eduardo Vargas, con una bolsa de hielo en el cuello, producto de una inesperada tortícolis.

Las radios y la televisión llevaban la información e imágenes a todo el país, que compartía las mismas ansias de victoria, en el encuentro semifinal de la Copa Sudamericana, ante el mejor equipo actual de Brasil, Vasco Da Gama, con el que había empatado a un gol en Río de Janeiro.

Quien ganara el encuentro pasaba a la final, aún cuando el elenco azul lo lograba también en caso de empatar a 0.

Los brasileños, desde el inicio hicieron predominar su corpulencia física en los choques con los nacionales y se exigieron al máximo, más cuando al minuto de juego, Eduardo Vargas, perdió un gol cantado. Fueron 10 minutos en que la “U” no alcanzaba a hacer predominar su mejor estado físico y marcación en todo el campo.

Además los brasileños, más avezados en reprochables triquiñuelas, simulaban reiteradamente faltas ante cualquier golpe o roce y no cesaban de reclamar al juez.

La condición física y el Pressing o marcación en toda la cancha del equipo de Sampaoli empezó a dar resultados a partir de los 15 minutos.

Vargas y Canales inquietaban al arquero, a los 30 un disparo fuera del área de Aránguiz, obliga al guardavalla brasileño a despejar el balón, lo que es aprovechado por Canales para poner la primera cifra, y tranquilizar al equipo y a los hinchas. Con disparos de distancia o centros, Vasco Da Gama inquietaba por su mayor altura, pero los defensas Osvaldo y Marcos González y José Rojas, bien ayudados por Aránguiz, Mena y Díaz, lograban detenerlos.

Vasco se jugó todas sus reservas físicas en los primero 15 minutos del segundo tiempo.

Apareció la Figura de Johnny Herrera, para efectuar atajadas espectaculares. A partir de los 65” la “U” volvió a dominar. Vargas se pierde un segundo gol, pero se rehabilita a los 71 en un contraataque que permite a Mena hacer un centro, que Vargas empalma de derecha, logrando el gol que otorgaba tranquilidad. La expulsión del defensa Fagner por foul descalificador dio mayor calma y permitió los ingresos de Lorenzetti, Acevedo y Marino, por Castro, Osvaldo González y Vargas.

La “U” nació al fútbol profesional en 1937 y por primera vez clasifica a una final de un torneo sudamericano, lauro que no había podido conseguir el ballet azul en los 70, el equipo que lideraba Marcelo Salas el 96, ni lo hecho el año pasado.

La final será inédita. Por primera vez disputan la Copa dos equipos del Pacífico, para un título patrimonio de los del Atlántico (Brasil, Uruguay y Argentina).

El rival será Liga Universitaria de Quito, metido hace años entre los grandes. Será la quinta final continental que jugará. Fue campeón el 2009 y el 2008, y disputó la final mundial de clubes con Manchester United. Para lograrlo ahora, fue a Buenos Aires y superó al local Vélez Sarsfield por 1 a 0, luciendo una inexpugnable defensa y un excelente arquero.

Tarea difícil para la “U”, que si mantiene su condición física puede lograr el éxito final.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas