Actividad física, cifras para revertir

Recientemente se dio a conocer la última encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deportes 2015 en la que, a pesar del aumento de las personas practicantes de actividad física de un 26,4% a un 31,8%, la cifra aún muestra un altísimo nivel de no practicante: casi un 70% de la población.Porcentaje de inactividad que sube considerablemente en el caso de las mujeres, de las personas de mayor edad y de aquellas pertenecientes a los niveles socioeconómico más bajos. 

Los resultados, como veremos, reflejan distorsiones que deben ser motivo de ocupación por parte del Servicio Nacional del Adulto Mayor, el ministerio de la Mujer y Equidad y Género  y los ministerios de Educación y de Salud.

Por su parte, las autoridades regionales también deben priorizar la temática deportiva en sus territorios. Aunque las regiones de Antofagasta (40.4) y Magallanes (36.2) son las que poseen los mayores porcentajes de actividad física y deporte y las regiones del Maule (20.7) y de Los Ríos (23,5) las con menores índices, ninguna muestra niveles satisfactorios.

Uno de los temas más preocupante es la importante brecha en la práctica deportiva entre hombres y mujeres. Un 41,4% de versus 23,6%. Razones culturales podrían explicar esta brecha marcada entre ambos géneros y que es necesario reducir aumentando la oferta - a nivel local - de las actividades que prefieren y practican las mujeres según la propia encuesta, esto es “baile entretenido” y “acondicionamiento físico”. Como hemos dicho, entre otras cosas, futbolizar el deporte ha significado esta indeseable diferencia.

Otro factor de alerta es que a mayor edad disminuye la actividad física. En efecto, en la actualidad un 43,6% de los jóvenes sería practicante y sólo un 15,8% entre las personas de 60 o más. Está demostrado que el deporte y la actividad física disminuye los riesgos de salud de enfermedades no transmisibles.

Una muestra de la desigualdad económica de nuestro país se ve nítidamente en la práctica deportiva. Mientras un 46,7% de las personas pertenecientes al segmento ABC1 realiza actividad, sólo el 23,7% y 16,8% lo hace en el sector D y E. Esta diferencia podría explicarse, entre otros motivos, por el menor tiempo disponible de éstos grupos, debido a la acción combinada de extensas jornadas laborales y del traslado en transporte público.

Entre los factores determinantes para influir en la práctica deportiva, sólo el 8,6% señala a los medios de comunicación, cifra que revela la escasa prevalencia de un actor que podría ser un gran aliado en el fomento y desarrollo de la actividad física.

La Encuesta Nacional debe convertirse en un instrumento relevante para poder focalizar adecuadamente los esfuerzos del nivel central, regional y local, pero también de los privados, a fin de desarrollar e implementar políticas deportivas.

No debemos olvidar que un peso que invertimos en deportes son tres que nos ahorramos en salud. Y a nuestros lectores frente a la pregunta ¿practicar o no practicar? Siempre practicar actividad física, hasta que sea parte de nuestros hábitos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas