Detengamos la vulneración sexual en el deporte

El abuso sexual es sin lugar a dudas aborrecible en todo ámbito de la vida y no puede ser tolerado ni justificado por nadie. Uno de los casos más emblemáticos y que hizo abrir los ojos a los fans del deporte y a los mismos deportistas fue lo sucedido en Estados Unidos y que afectó a más de 300 atletas de alto rendimiento vulneradas por el médico responsable de su salud. 

“El Monstruo” como fue denominado Larry Nassar, con el pretexto de mejorar las dolencias propias de la actividad deportiva, introducía los dedos en los genitales de las jóvenes deportistas, las cuales en su mayoría eran menores de edad. Este tipo de abusos se produjo por décadas, incluso llegando a afectar a destacadas gimnastas como Aimee Boorman, la mujer que crearía más tarde a la multicampeona olímpica Simone Biles. 

Nassar operaba de manera siniestra, prohibiendo a las deportistas tener teléfono y sin acceso a Internet, además, de no permitirles contacto con su familia. Esto permitió que “El Monstruo” llegara a maltratar más de 800 veces a una misma atleta. 

En nuestro país no estuvimos lejos de llegar a lo ocurrido en EE.UU, ya que el campeón mundial Tomás González reveló en el programa “Sigamos de Largo” que en más de alguna ocasión, cuando era un niño, vio que algunos entrenadores tocaban “más de la cuenta” en las  elongaciones a algunas alumnas. 

El abuso no tiene fronteras y lamentablemente está instalado en nuestra sociedad, incluso en los ambientes que debieran garantizar la protección y ser ejemplo de educación. Es por eso que hace algunos días un grupo de diputados aprobaron una moción que establece la obligación de contar con un protocolo contra el acoso sexual en la actividad deportiva en Chile. 

Esto quiere decir que se modificará la ley 19.712 del deporte con el objetivo de contar con un procedimiento o mecanismo que prevenga y sancione este tipo de conductas intolerables. El proyecto, además, busca incorporar la promoción de un trato digno para evitar situaciones de discriminación y maltrato. 

También se impondrá a las organizaciones deportivas que  necesitan beneficios contemplados en la ley del deporte  haber adoptado el protocolo contra acoso sexual creado por el ministerio del ramo. Asimismo, el Comité Olímpico y Paralímpico de Chile tendrá la misión de masificar el manual en menos de 60 días. 

Hoy los abusos, de cualquier índole, no pueden ser aceptados bajo ninguna forma, es por eso que como legisladores de nuestro país tenemos que estar a la vanguardia en cuanto a la ley que cuida a nuestros deportistas. También estoy por resguardar a los entrenadores de denuncias sin fundamentos. 

Esta nueva normativa viene a modernizar el trato que existe en el deporte chileno. Es necesario reafirmar nuestro compromiso contra el abuso sexual y discriminación de todo carácter y repudiar todo caso de abuso sexual que exista en nuestro deporte. 

Cuando se es víctima de abuso es difícil enfrentar la situación, pero si existe alguna víctima que por miedo o vergüenza no ha realizado la acusación, lo correcto es brindar el apoyo para que dicha denuncia salga a la luz.

En este sentido, los padres son pieza clave para detectar cualquier situación irregular que dañe a sus hijos deportistas mediante la comunicación y el cariño de la familia.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas