La “U” se olvidó de la revolución

Universidad de Chile no aprovechó su condición de local. Igualó a 0 en un excelente partido, con Santos, por la Recopa Sudamericana. Los brasileños quedan con la primera opción para definir en la revancha el 26 de setiembre en su cancha.

Lo único que querían los hinchas de la U era que anoche fuera el día más helado de agosto y aprovechar esa ventaja física y climática ante el campeón de la Copa Libertadores del 2011, en disputa de la Recopa Sudamericana. Y casi ocurrió.

Desgraciadamente para sus pretensiones, además del frío, llovió intensamente, lo que agregó un factor de incertidumbre con la cancha pesada y el balón rápido y resbaladizo otorgando vértigo al encuentro. Los brasileños superaron el problema del frío, jugando con mangas largas y guantes. Varios de la U también debieron usarlos.

El principal problema con Santos era el cuidado de Neymar y Ganso, seleccionados de su país y principales figuras, como también los aportes de Marcos y André. Por ello, Sampaoli cambió su esquema de tres hombres en defensa, con Acevedo, Rojas y el joven y rápido Sebastián Martínez, agregando a Mena.

La U en la Copa Sudamericana que ganó, sorprendió a todos con un juego, para muchos, “revolucionario” con línea de tres en defensa, cuatro en el mediocampo y tres atacantes netos.

Estos últimos tenían la especial misión de marcar a presión a los zagueros rivales, ayudados por los mediocampistas y recuperado el balón pasaban al ataque, donde se incorporaban los volantes Mena y Rodríguez, Aranguiz y Marcelo Díaz colaboraban también en ofensiva y ayudaban a los tres defensores. La U era un equipo sin problemas en defensa y de constante ataque .Era una tarea esforzada y se necesitaba, como la tuvo, de una pretemporada de primer nivel.

Pero el plantel cambió este año. Las principales figuras fueron vendidas al extranjero, como los casos del goleador Eduardo Vargas, su reemplazante, Junior Fernandes, Canales, Marcos González y Marcelo Díaz y el último, Ángelo Henríquez, a quien Sampaoli optó por no utilizarlo en el encuentro, molesto con su traspaso. Los que llegaron fueron de un menor nivel y han jugado sin pretemporada, no pudiendo realizar esa doble función defensiva- ofensiva.

La U ya no está marcando a presión y los zagueros rivales avanzan sin mucho inconveniente, como sucedió anoche en largos pasajes, por más que se esfuercen Marino, Lorenzetti y Gutiérrez y tengan el apoyo de Aranguiz, Rodríguez y Mena.

Estos últimos colaboran, pero no les sobra fuerza y energía para ayudar a los zagueros y se echa de menos a Marcelo Díaz en la labor de conductor. Acevedo, Martínez y Rojas sufrieron para detener a Neymar, Ganso y André, en especial los primeros 20 minutos del partido.

Ganso y Neymar quedaron solos un par de veces frente a Herrera y desperdiciaron favorables ocasiones para convertir, lo que culminó a los 18 minutos con Neymar, al elevar un lanzamiento penal cobrado por falta de Sebastián Martínez.

A partir de esa acción la U pasó a dominar y lo hizo todo el resto del encuentro, salvo los primeros minutos de la segunda fracción. Pero los ataques azules llegaban muy débiles y sin superioridad numérica. Gutiérrez, Marino y Lorenzetti pocas veces encararon o superaron en velocidad a sus defensas.

Tampoco tuvo quienes dispararan de distancia o habilitaran en profundidad. Aranguiz y Mena optaron por colaborar en defensa a fin de evitar alguna habilidad de Neymar.

La U con mucho esfuerzo y pundonor pudo mantener la igualdad a 0, más las ocasiones de gol fueron escasas. Santos demostró ser un gran equipo y con habilidades de más de la mitad de sus jugadores, obligando a los universitarios y a Herrera a estar muy atentos para evitar una sorpresa.

La “revolución azul” que le dio tres campeonatos locales y la Copa Sudamericana no pudo funcionar y tendrán grandes dificultades en septiembre cuando jueguen en el estadio de Santos.

Los brasileños superaron el frío y la lluvia y con el respaldo de su multitudinaria hinchada en su casa tienen la primera opción para quedarse con la Recopa.

La U de Chile está acostumbrada a hacer gracias y si los nuevos integrantes trabajan intensamente los próximos días pueden hacer el juego que los ha llenado de éxito en los dos últimos años.

Finalmente la U no pudo contar con una hinchada mayor-en todo caso tuvo más de 30 mil adictos- que la impulsara a un esfuerzo extra. Lo que hizo fue suficiente para enfrentar de igual a igual a un gran equipo en un excelente partido y terminar igualados.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas