No más violencia en los estadios

Los destrozos ocurridos en el memorial de ex prisioneras y prisioneros políticos en el Estadio Nacional y los recientes hechos, ocurridos el pasado 19 de octubre, con ocasión del clásico del fútbol chileno, son sólo una lamentable muestra de hechos que no pueden seguir ocurriendo.

Confirman, sin duda,  la imperiosa necesidad de avanzar, rápidamente, en la evaluación del Plan Estadio Seguro, y en las modificaciones esenciales para una nueva fase , sumando un real perfeccionamiento de la actual ley de Violencia en los Estadios.

El Gobierno presentó un proyecto, que se encuentra en etapa de discusión en particular, que pretende perfeccionar los diversos aspectos que la actual normativa no establece de manera adecuada.

Un proyecto ambicioso, que recoge en gran parte, la discusión y las propuestas que se han realizado en la Comisión  de Deportes de la Cámara ,  instancia que ha recibido a diversos actores como la ANFP, Carabineros, Alcaldes, Intendentes, periodistas, Sindicatos de Futbolistas, entre otros.

¿En qué consiste el proyecto que ha causado polémica y que incluso llevó a algunos a sostener que se “podría perder Copa América 2015”?

En la actualidad, la ley rige los hechos ocurridos dentro del estadio y en las inmediaciones de éste. La idea del proyecto es ampliar el ámbito de aplicación de la ley a “hechos conexos” al espectáculo de fútbol, como entrenamiento, “banderazos”, “arengazos”, concentraciones, celebraciones, venta de entradas, traslados, todo ello cuando tengan como  “motivo o causa principal” los espectáculos de fútbol profesional.

La extensión del ámbito de aplicación de la ley es una necesidad; muchos actos de desórdenes o de violencia se producen fuera de los estadios Aplicar las sanciones de esta ley, sin las “limitaciones espaciales” que existen hoy, incluyendo la prohibición de ingreso al estadio, debiera ser un desincentivo al mal comportamiento de algunos hinchas.

Como complemento, hay que recordar que se encuentra en el Senado un proyecto -ya aprobado por la Cámara- que tipifica delitos de Lesiones y Amenazas en contra de jugadores, dirigentes, representantes legales, árbitros y equipo técnico, cuando éstos se cometan fuera del recinto deportivo o de sus inmediaciones. El proyecto debiera avanzar en incorporar en este acápite a los periodistas.

Por otra parte, y recogiendo la experiencia colombiana, el Gobierno incorporó al proyecto una serie de derechos exigibles por los espectadores, haciendo obligatorias condiciones básicas que se deben garantizar en este tipo de espectáculos deportivos tales como: derecho a la información de las condiciones de ingreso, a asistir y permanecer en el recinto deportivo, a que los espectáculos cumplan con condiciones básicas de higiene, seguridad y salubridad.

Sin embargo, creemos que además de establecer los derechos antes señalados, debería incorporarse un listado de los deberes que tenemos que cumplir como espectadores, presentándose una serie de indicaciones que van en la dirección señalada.

Sobre el régimen Sancionatorio Efectivo, que es uno de los temas que más reclamos ha provocado por parte de los clubes, hay que señalar que, según cifras del Gobierno, el 75% de los incumplimientos de la actual normativa por parte de los clubes,  queda sin sanción.

Los datos nos llevan a concluir que, en la actualidad, existen pocos incentivos para que los organizadores asuman sus responsabilidades. Por ello, en  el proyecto, las infracciones a lo dispuesto en la ley, cometidas por los “organizadores de espectáculos de fútbol profesional, las organizaciones deportivas, los administradores de recintos deportivos o dirigentes de los clubes y asociaciones de fútbol profesional” serán sancionadas con multas que pueden llegar a las  1.000 UTM, es decir a 43 millones de pesos aproximadamente, cifras que se pueden aumentar en caso especiales.

Dichas infracciones, serán “conocidas y sancionadas fundadamente por el Intendente respectivo”, procediendo el “reclamo de ilegalidad” ante la Corte de Apelaciones dentro de los 15 días de la notificación.

Respecto de los hinchas, la sociedad tiene la sensación de que nadie responde de las infracciones.Los delitos tienen un estándar probatorio exigente y se aplica el principio de oportunidad, lo mismo ocurre en faltas.

La idea es tener un régimen sancionatorio efectivo  con un régimen Contravencional que permita, en determinados casos, que  sean los Juzgados de Policía Local los que apliquen sanciones pecuniarias (1 a 25 UTM)  y la  accesoria de prohibición de ingreso al Estadio a los espectadores que se apartan de la comunidad futbolística.

Por todo lo anterior, seguimos con entusiasmo y convicción discutiendo la iniciativa, ya aprobada en general, escuchando a todos los sectores, analizando cada norma sin prejuicios, y sin presiones. Todos los actores debemos ser receptivos a escuchar al otro, reconociendo que “la verdad” se construye entre todos.

En conclusión, la idea es que a partir de estas modificaciones, podamos plantear un estadio amable y seguro. Una legislación que, recogiendo lo mejor de la experiencia comparada,  pueda permitir reorientar el Plan Estadio Seguro hacia uno que no se focalice sólo en los 1.100 hinchas que infringen la ley,  sino que en los derechos y deberes de los 800.000 que asisten a los estadios.

En este sentido se debe iniciar un giro hacia la “experiencia satisfactoria del Hincha”, que contemple la seguridad, pero también las condiciones de bienestar y de convivencia al interior de los estadios. Que ir al fútbol no sea, en definitiva, “una tortura sino una aventura apasionante.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas