Reclutas del Olvido

Entre el 18 de octubre y el 31 de diciembre de 2019 fueron registrados como imputados 9.689 menores de edad, mientras que en el mismo periodo de 2018 la cifra había llegado a 8.747 personas, es decir un aumento de 10,7% de acuerdo a datos de la Unidad Especializada Responsabilidad Penal Adolescente y Delitos Violentos de la Fiscalía Nacional.

Hay evidentemente una coyuntura asociada a la participación de jóvenes en las protestas y en situaciones asociadas a desorden público, pero también una mayor focalización en zonas de acción policial y en respuesta a las modalidades de control del orden público que ha adoptado la policía.

Asimismo, hay acciones organizadas de bandas delictivas que operan desde  fines de octubre a través de saqueos, interrupciones de tránsito y que apoyan dichas operaciones delictivas con acciones dirigidas específicamente contra Carabineros.

La evolución pareciera indicar que la participación delictiva de jóvenes debiera ir retomando el curso anterior a octubre, sin embargo preocupa que el desarrollo de acciones delictivas como asaltos a comisarías y otros, pueda involucrar a jóvenes exponiéndolos a mayor riesgo.

Desde inicios de la aplicación de la Ley Penal Adolescente, se ha ido mostrando una disminución de la participación de niños y jóvenes en el delito, sin embargo coyunturas como la que hemos vivido puede afectar el inicio de trayectorias delictivas tempranas por bandas que parasitan de la falta de control del orden público.

Desde mucho antes de la crisis,  las Bandas delictivas y de Narcotráfico han involucrado a niños y jóvenes, en especial inimputables y de alta vulnerabilidad Social. Por ello es grave que el sistema de protección no haga seguimiento efectivo de los jóvenes que se fugan y terminan en situación de calle altamente expuestos a estos riesgos.

Sename ha reconocido 4.360 abandonos de niños en residencias de protección en la última década.

La cifra es subestimada por cambio metodológico, la disminución tiene directa relación con el menor número de niños en residencia durante la última década y eventualmente un importante subregistro de niños que no han sido reportados como desaparecidos de las residencias a partir del mismo día de su fuga, dados los actuales protocolos de la institución.

Los niños se fugan por malos tratos y graves abusos y son los más vulnerables a los riesgos de la calle.

Asimismo, incluso se ha verificado situaciones de fuga desde residencias de alta especialidad recién puestas en marchas. Preocupa que no se asigne la prioridad según los niveles de riesgo que enfrentan. De las denuncias por presunta desgracia, se observa una eficacia desigual en la búsqueda.

Si Usted o yo denunciamos el extravío de un niño, tenemos un 96% de probabilidad de encontrarlo, cifra que cae a sólo 55% si el niño extraviado está bajo protección de Sename. Tal ha sido parte del análisis de la Comisión Investigadora liderada por la Diputada Erika Oliveira.

Se requieren apoyos más concretos en el territorio con una oferta efectiva basada en la evidencia y que aborde este fenómeno. Es un gran paso el desarrollo del Sistema Lazos de la Subsecretaría de Prevención del Delito, que incorpora componentes preventivos al trabajo de la terapia Multisistémica, pero requiere que abordemos, no sólo el componente familiar, sino la capacidad de abordar a la comunidad para que sea garante del desarrollo positivo de los niños, fortalecer la reinserción educativa y una acción preventiva frente a los consumos tempranos de Drogas.

El Narcotráfico y la delincuencia parasitan de la debilidad en el control del orden público, despliegan a sus soldados en el territorio para reclutar a jóvenes vulnerables, algunos de ellos habitantes en la calle, que han sido invisibilizados y abandonados por las políticas públicas, los que son contados, pero no derivados a una atención especializada, los que necesitan más que un albergue para salir adelante, los que finalmente toman la mano equivocada, la que pone en las suyas la droga o el arma.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas