Con una mano me das y con la otra me quitas

Me refiero a la propuesta para mejorar pensiones realizada por el economista José Pablo  Arellano, que propone aumentar el IVA  en un punto.

Propuesta insatisfactoria, por cuanto se sabe  que el IVA es un  impuesto  ampliamente regresivo, esto es, pagan más impuesto los ingresos más bajos y menos los más altos: aportan más los más pobres y menos los más ricos.

Creo que Chile no necesita más impuestos, sí requiere terminar con ciertas inequidades del sistema tributario como son la renta presunta, diferencias entre sociedades de inversión y empresas, el bajo impuesto al diesel, pero eso es harina de otro costal.

Más razonable  resulta por ejemplo terminar de una vez por todas con el 10% de los ingresos del cobre para las FF.AA. para comprar pertrechos, o sea, armamento. Este es un ejército que no participa en una guerra, gracias a Dios, desde hace más de 130 años período en el cual sólo ha salido a las calles a matar conciudadanos, como fue en 1891 y en 1973.

No tiene entonces sentido alguno, mantener esa Ley de la dictadura ni menos en los montos actuales, se podría pensar en rebajar a la mitad o a un tercio ese valor y las FF.AA mantendrían intacto su poder bélico.

Otra fuente de recursos podría ser terminar con una serie de excepciones para los miembros de las mismas Fuerzas Armadas que provoca pensiones injustificadas, por montos injustificados e incluso la revisión de la edad de jubilación en ese sector.

La propuesta parece de viejo cuño, de los años de la Concertación en que el modelo dictaba que la estabilidad económica pasaba por la felicidad de los empresarios y la estabilidad política por la tranquilidad de los militares, la tercera pata fue  una buena tortilla de pastillas para mantener dormida a la sociedad civil.

Se avanzó mucho, mas de lo esperado incluso, fueron gobiernos exitosos los cuatro pero como todo, ese modelo se agotó y las personas empezaron a exigir pasar ahora a ocuparse de aquellos temas  que el propio modelo dejó rezagado: cambios estructurales. Hay algunos, varios, que se niegan a creer eso. Pero es una gran verdad.

Por eso que  ya no se puede aplicar la política de los noventa para los problemas del siglo XXI, la gente busca equidad,  busca igualdad de oportunidades entendida como  garantizar la igualdad en los niveles de prestación de servicios públicos, equipamientos e infraestructuras en todas las partes del territorio.

Esta propuesta  es mala, porque el aumento de las pensiones de los más pobres será financiada por los mismos pobres, aquellos que ya son  pensionados y aquellos pobres que por ser más jóvenes aun no acceden a la pensión.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas