Indemnización, asunto pendiente

Llevo aproximadamente 50 años de trabajo laboral y siempre la indemnización ha sido un tema de conflicto permanente en el mundo de la empresa. ¡Tememos que darle una solución definitiva! No es fácil.

Tan es así, que el actual ministro de Trabajo anuncio su baja de los proyectos laborales que irán al Congreso… ¡Tiró la toalla!

Haciendo historia, ha habido propuestas desde el mundo político, como fue el caso del ex Senador y Ex ministro Dr. Carlos Ominami.

También los empresarios han tenido propuestas centradas en los costos y viabilidad de su aplicación en la sobrevivencia de las PYMES.

Fue el caso del Ex Presidente de la SOFOFA, Pedro Lizana, que planteó la necesidad de aplicar un sistema de una empresa (Filtro Mann), el cual lleva años depositando al trabajador en cuentas individuales un monto, que transforma la indemnización a todo evento.

Todas las propuestas tienen el crucifijo de su mortandad, por ello, me atrevo a sugerir algunas ideas que seguramente muchos discreparan conmigo.

1.- Cambiar el termino Indemnización por que por definición significa “reparar daño”. Cuando la empresa “ofrece” trabajo no produce ningún daño.

2.- Hablemos con términos más mordernos, como es que ellos (trabajadores) aportan capital humano cuando trabajan. Al retirarse o ser despedido se le reconoce ese aporte llamado Capital Humano.

3.- Ahora bien, al analizar la actual situación que consiste en diferenciar el despido con respecto al retiro. Este último se va con las manos vacías, mientras al que despiden tiene el derecho a recibir un mes por cada año trabajado, con un tope de 11 meses.

Esto tiene algo perverso. Todos somos seres humanos, con nuestras debilidades y frente al hecho de tenerse que retirar y no recibir nada, empeora su comportamiento frente a la empresa para ocasionar su despido y recibir indemnización. Esto no es bueno para el trabajador ni para la empresa.

Además, con tope de 11 meses cuando es despedido significa que cada año superior a 11, no agrega nada a su indemnización. Me explico, si llevase 22 años trabajando recibirá solo 11 meses de indemnización. Nuevamente, como los trabajadores son seres humanos después de 11 años está muy incentivado a irse logrando el despido.

4.- Cualquier cambio tiene implícito un aumento de los costos laborales de la empresa.

No cabe duda que ello es muy importante, porque en último término significa y se ha reiterado en numerosas oportunidades que en algunos casos depende la sobrevivencia de la empresa principalmente PYME.

Teniendo en cuenta el punto 4, me atrevo a sugerir una propuesta para ser discutida a fondo, sin temor que termine en el basurero de su oficina.

5.- Aceptando el término de Capital Humano y tratando de compatibilizar el proyecto del Gobierno de pagar medio mes a todo evento con tope de 6 meses, con el actual de un mes por año con tope de 11 meses a los despedidos.

Perfectamente, uno podría asociarlos con aquel accionista que quiere vender sus acciones (retiro) con aquel que lo quieran sacar como accionista (despido).

Al primero sus acciones generalmente se valorizan a menor valor que el otro.

Por lo tanto, otorgamos un mayor valor para aquel que se deja sin trabajo y debe buscar un nuevo empleo, con el que se retiró y ya tiene la posibilidad de tener otro trabajo.

Quisiera terminar con una reflexión.

Basta de vernos como enemigos empresarios y trabajadores, debemos considerar a la empresa como una institución social, que busca el bienestar último de la sociedad.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas