Tips para seleccionar un buen Jardín Infantil

Una de las preguntas más frecuentes que recibimos las Educadoras de Párvulos cuando se inicia un nuevo año escolar por parte de las familias, es sobre “datos de un buen jardín infantil”. Esta pregunta no es fácil de responder porque depende de muchos aspectos, como la concepción de educación que tengan los padres y sus expectativas respecto a sus hijos.

Hay familias que conciben el jardín infantil como un preparatorio concentrado para ingresar a la educación básica y desean que los ejerciten intensamente en este plano y les den “muchas tareas”. Otras, confunden el jardín infantil con un centro de diversiones compulsivo donde Disneylandia entero está presente, junto a todo tipo de imágenes y objetos de películas o seriales que empresas comerciales lanzan periódicamente. Demás está decir que ni uno ni otro es como se concibe el “buen jardín infantil”.

Siendo difícil resumir la discusión y los consensos al respecto, para aquellas familias que conciben estos establecimientos como instituciones educativas donde los niños aprenden integralmente de todo a partir de sus características, intereses y sentidos, compartimos algunos tips basados en una metodología del descubrimiento, asombro, juego y disfrute con otros o por participar de situaciones interesantes que respondan a su curiosidad y creatividad inacabable.

-  Un buen jardín infantil no debe ser un “palacio de cuentos de niños” lleno de imágenes estereotipadas, pegadas o pintadas para decorar paredes, sino un lugar acogedor, amable, creativo, que permita su participación en la ambientación de los diversos espacios de juego-trabajo.

 -  El personal debe ser titulado, tanto el profesional (educadoras de párvuloscomo sicólogos, nutricionistas, etc.), como el personal técnico. Estos títulos deberían estar en las oficinas expuestos, junto con los permisos de JUNJI, Municipalidad y otros.

 -  Las salas deben ofrecer mobiliario y material adecuados en espacios organizados y de buen acceso a ellos.Aquellas salas donde está todo guardado a la altura de los adultos, refleja un concepto pasivo de las actividades de los párvulos.

 -  El Proyecto Educativo Institucional (P.E.I.) debe ser accesible para informarse del sello del jardín infantil (artístico, ecológico, culturalista, etc.), de los objetivos que pretende favorecer y de su enfoque curricular (integral, personalizado, Montessori, de auto creación, entre otros.)

 -  La familia y su rol participativo debe estar claramente expuesto en la documentación y hacerse realidad con reuniones donde se traten temas educativos, se asuman responsabilidades compartidas e incluso  se complemente con salas abiertas para que los padres puedan asistir a conocer la forma de trabajar del jardín y/o aportar desde diversos ámbitos. Es importante observar cómo se encuentran los niños, si hay flexibilidad, si se les escucha, etc.

Finalmente, las evaluaciones deben centrarse en aspectos relevantes del desarrollo integral de los niños/as y ser lo más cualitativas posibles. Las “estrellitas” o notas no tienen lugar en la buena educación parvularia.

Esperamos que estos tips, les permitan a las familias hacer una buena selección de los jardines infantiles para sus hijos, los que deben responder a sus necesidades y a la de sus familias y no ser al revés como habitualmente sucede.

De otra forma no es educación, sino un adiestramiento o sometimiento a un programa rígido, inflexible, desmotivador y poco apoyador del desarrollo del maravilloso potencial de los párvulos en esta etapa.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas