La urgente necesidad de extender el pos-natal por la pandemia

La pandemia COVID – 19 ha generado enormes consecuencias sanitarias y económicas en el país. Los contagios han tenido un incremento sostenido y vertiginoso en los últimos días, lo mismo que los fallecidos y los pacientes críticos. En el plano económico, los cesantes y los afectados por la ley de protección al empleo rondan el 20% de la fuerza laboral.

La situación se ha vuelto crítica. Con un sistema de salud muy cerca del colapso, particularmente en Santiago. El temor e incertidumbre se extiende a diversas áreas de la cotidianeidad. Una de estas aristas afecta a las mujeres que se encontraban en período pos natal al declararse el Estado de Catástrofe.

Evidentemente, son momentos complejos para la maternidad. A las dificultades habituales, especialmente para las madres primerizas, se une, para muchas mujeres, la imposibilidad de concurrir a un centro de salud con la frecuencia esperada y, además, la pérdida de ingresos en el núcleo familiar.

A través de una modificación a la ley 21.227 - que promoví y que aún no se promulga - conseguimos que no se aplique a estas madres la suspensión del contrato.

En este escenario, muchas mujeres deberían retornar a sus trabajos, tras culminar su pos natal. Sin embargo, es evidente que no existen las más mínimas condiciones para hacerlo. Desplazarse por la ciudad es un riesgo para ellas y sus hijos. Las salas cuna y jardines infantiles no están funcionando y las redes de apoyo, como abuelos y parientes cercanos, se imposibilitan o dificultan por la cuarentena obligada o voluntaria.

Así las cosas, el proyecto de ley propuesto por un grupo transversal de diputadas para prorrogar el pos natal como también los permisos por enfermedad del hijo menor de un año, es una necesidad imperiosa.

Se le ha pedido patrocinio al Ejecutivo, pero no ha manifestado disposición de hacerlo. A la espera de este pronunciamiento, no se ha discutido su admisibilidad en el Senado, pero deberemos hacerlo en los próximos días.

Si bien comprendemos que las necesidades en estos momentos son muchas y los recursos limitados, existen pocas situaciones más urgentes y justificadas que esta. Esperamos que haya un cambio de actitud.

No hay forma alguna de que los menores permanezcan seguros y las madres retornen a sus labores en estas circunstancias. No verlo, implica no asumir la realidad o tratar de imponer una aparente normalidad que nos tiene donde estamos.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas