Carta abierta a Vladimir Putin

¿Qué hace un chileno escribiendo al Presidente de la Federación Rusa?, las razones son múltiples y dicen relación con la estabilidad y paz mundial.

Usted, Presidente Putin, se ha trasformado en el referente de los realistas en el ámbito de la interpretación de los acontecimientos globales. Su nombre cuenta con la simpatía por parte de los “halcones” que entienden el despertar del “Oso” ruso y su propósito de devolver a Rusia al sitial que ocupó en el sistema internacional en diversos momentos de la historia, el más próximo el escenario de Guerra Fría. Otros admiran su capacidad de liderazgo e influencia global en un nuevo reparto de poder mundial.

Algunos pensamos que sus movimientos políticos y diplomáticos pudieran significar una nueva conflagración global, ya que aprovechando el vacío de poder que proyecta  Estados Unidos y su estridente agenda mundial, usted ha podido avanzar en los propósitos de interés ruso.

Comprendo que esté buscando “revancha” del orden impuesto tras la Pax Americana, incluido el orden impuesto en la gobernanza mundial representada por el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, o la propia Organización Mundial del Comercio, cuyo diseño ha sido a imagen y semejanza de los intereses de potencias occidentales; sin embargo, podría poner en riesgo nuevamente la protección y garantía de los derechos humanos presentes en diversos acuerdos del régimen internacional  actual, los cuales son cada vez más conculcados, o crecientemente ignorados en la actuación de los Estados Nacionales.

Comprendo que el desmoronamiento de la unidad en Europa (Brexit) y la tendencia a elegir gobiernos populistas, sea para usted una oportunidad de desacreditar aún más las democracias liberales representativas, las que parecieran no satisfacer las demandas sociales, además de contar con una clase política bastante cuestionada desde la probidad.

Sin embargo, muy posiblemente su descomposición también afecte la estabilidad de los principios jurídicos que buscan proteger a las personas en sus derechos más fundamentales.

Es público y notorio que ha sido un arquitecto relevante en la nueva relación con China, siendo ambos Estados aliados estratégicos en maniobras militares en el mar Mediterráneo, Báltico y de Japón, entre otros lugares estratégicos que evidencian un nítido desafío a la OTAN.

En paralelo, usted ha tomado posición efectiva en Crimea (Ucrania) y ha mantenido una amenaza constante con volver a ocupar los territorios que controló el imperio soviético, tales como Georgia del Sur, entre otros situados en el este del continente europeo.

Su influencia, Presidente Putin, ha llegado hasta Latinoamérica. En efecto, todo indica que usted se ha trasformado en un actor clave en el devenir de Venezuela, pueblo cansado de ser violentado en sus derechos humanos.

La huida de los venezolanos de su tierra no tiene parangón en la historia de América Latina, de hecho, ya ha perdido más del 15% de su población, aproximadamente 4 millones de personas han salido en búsqueda de una seguridad humana. Transformándose en una situación de crisis humanitaria sólo comparable a la vivida por los sirios en años recientes.

Ciertamente no podemos cuestionar o juzgar su acción en asuntos que son potestad de la soberanía de su Estado, la invitación es a que usted, quien ha sido criado en la cultura ortodoxa, pueda comprender que es vital que cualquiera sea el cambio de régimen mundial que usted promueva, éste deba mantener una voluntad por preservar el régimen internacional de los derechos humanos.

Si ello no fuera así, tal vez de poco serviría alcanzar una mayor influencia global, ya que será recordada como la era del fin de los derechos humanos.

Presidente Putin, usted se ha ganado el reconocimiento por muchos de ser un líder mundial, espero esté a la altura de ejercer su poder e influencia con un propósito de bien superior, convirtiéndose es la llave para resolver los dramas humanitarios como hoy se viven en Venezuela.

Una salida pactada entre gobierno y oposición podría ser un paso relevante para legitimar sus capacidades políticas en el escenario mundial.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas