China, una sociedad modestamente acomodada

Hace casi 200 años china fue intervenida por occidente y desde la Guerra del Opio hasta su independencia, tuvo que lidiar con las potencias europeas como una nación subdesarrollada. Sin embargo, en cerca de 60 años se ha transformado en la primera potencia económica del planeta.

China es milenaria y tiene una historia que avanza por siglos. En el siglo XIX fueron invadidos, saqueados y explotados por las potencias europeas, fundamentalmente el Reino Unido. En el siglo XX, expulsan a los extranjeros, nace la República, y los nacionalistas se enfrentan a los comunistas en una dramática guerra civil.

Los nacionalistas apoyados por los estadounidenses se quedan con la isla de Taiwán. Mao Zedong, líder del Partido Comunista, apoyado por los soviéticos se queda con la China continental en 1949, y nace la República Popular de China. El resultado es un país que se ha transformado en un mega Estado y ha tenido avances sorprendentes desde que el Partido Comunista se hace cargo de un país casi medieval.

El año 2021 -Centenario de la Fundación del PC chino- pretenden alcanzar su meta, ser una sociedad medianamente acomodada.

Hacia el año 2049 -Centenario de la República Popular China- China será una nación de desarrollo medio y tendrá la clase media más numerosa del mundo.

El socialismo y la democracia son ideologías que los chinos han adoptado de sus invasores, pero las han transformado para adaptarlas a la mentalidad china. Lo que subyace es que para ellos lo más importante de una ideología es si beneficia al pueblo o no.

Postulan que en economía la distribución debe hacerse con eficiencia e igualdad, porque sin igualdad el crecimiento no tiene sentido. Por otra parte, el igualitarismo no tiene motivación -le falta vitalidad-   por lo que tiene que haber una combinación de crecimiento e igualdad. Para ellos, la política de ayuda prioritaria es hacia la extrema pobreza.

Entre 1978 y 2008, su política económica dio un vuelco espectacular, al introducir la reforma y apertura propiciada por Deng  Xiaoping, que puso en marcha un ambicioso plan de apertura y liberalización de la economía, con el propósito de avanzar en las llamadas "Cuatro Modernizaciones"en Economía, Agricultura, Desarrollo Científico y Tecnológico y Defensa Nacional.

Todo se hizo con cuidado y suspicacia, Deng mismo pensaba que el mercado creaba desigualdad y por ello el Estado debía reparar esta falta. La reforma comenzó en el campo y después se amplió a extensos sectores de la sociedad china. En 1982 se amplió a las ciudades, definido en el XII Congreso del PC.

En 1992, en su XIV Congreso, el PC estableció como objetivo fundamental  la construcción de una economía de mercado socialista, enfatizando que esta etapa primaria de construcción del socialismo a través del capitalismo, duraría unos cien años. 

Jiang  Zemin, Secretario General del PC hasta marzo del 2002, introdujo nuevos matices ideológicos al enunciar la teoría de la Triple Representatividad, según la cual el Partido debía representar a las "fuerzas productivas avanzadas", a la "cultura avanzada de China" y a "los intereses de la mayoría del pueblo”. Así, el PC chino se asumió en una fase superior a la pura representación de clase.

En el XVII Congreso de 2007, bajo la Presidencia de Hu Jintao, se adoptó,  una perspectiva científica del desarrollo integral, que consta de tres dimensiones: Desarrollar la Armonía con el Medio Ambiente, Buscar la Felicidad del Pueblo y Promover la Igualdad Social.

La paz ha sido favorable al desarrollo chino. Existen críticas al Partido, pero la juventud se siente orgullosa de lo que ha llegado a ser China y lo que está por venir. No sorprende que el PC sea el guía ideológico, sino la idea que tiene del desarrollo para que sea innovador, coordinado, verde, abierto y compartido.

El actual presidente Xi Jinping –desde marzo de 2013- se ha propuesto diez objetivos de política interna donde los cuatros primeros son mejor empleo, salud, seguridad, nuevas viviendas. Su gestión busca ajustar las políticas para el logro de la sociedad modestamente acomodada; gobernar el país de acuerdo con la ley; priorizar las relaciones gobierno y mercado y mejorar la administración del partido a todo nivel, con la idea de emancipar la mente para cambiar.

Sin embargo, en Chile dicen que la Planificación pasó de moda.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas