Crónica de un indulto anunciado

Ya en 2012, una Ley de Indulto General beneficiaría a casi 6.500 internos bajo diversas circunstancias: personas con reclusión nocturna, buena conducta, entre otros.

Un par de años después, la subsecretaría de Prevención del Delito informaba que el 25% de los indultados era reincidente. La discusión de políticas públicas se cruzaba, otra vez, con promesas de campaña incumplidas, todo ello sin mencionar la controversia por los sucesivos intentos de indultar condenados por delitos de lesa humanidad.

En política, es sabido que el populismo tiene la capacidad de desplazar las discusiones de fondo, sin embargo, hoy más que nunca resulta imperativo reflexionar sobre rehabilitación y reinserción, cuyo desafío siempre ha sido generar una oportunidad real para quien recupere su libertad, de aportar a la sociedad.

Sin dejar de lado además el alto costo de mantener a un infractor tras las rejas, 10 mil dólares anuales en promedio.

Ante el escenario de pandemia, era previsible el resurgir del debate. Según el ministerio de Justicia, 1.860 internos, mayores, embarazadas o con hijos pequeños, cumplen las condiciones de una nueva ley de indulto conmutativo y podrían pasar a arresto domiciliario.

¿Habrá que esperar un nuevo estudio que arroje un alto porcentaje de indultados reincidentes?

Al respecto, la doctora en historia Ana María Stuven, conocida por su trabajo con mujeres privadas de libertad, nos alerta sobre de la reincidencia en delitos de narcotráfico, cuando recién recuperan la libertad (…) el primero que los espera es el mismo traficante que ofrece otro poco para que empiecen de nuevo”.

Ante esta crisis sanitaria y social, es un deber constatar que la ausencia histórica de una política de reinserción se está transformando en un agravante que nos expone a todos (como si no fuera suficiente) a un riesgo aún mayor.

Y es que, tal como en la obra de García Márquez, esta es una historia que todos sabíamos cómo iba a terminar, pero nadie sabe cuándo, ni la magnitud de sus consecuencias.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas