Nuevo Ministerio de Seguridad: Cómo prevenir el peligro para los ciudadanos

Durante estos días hemos sabido de un nuevo asesinato de dos menores en la Región Metropolitana. El culpable está prófugo ¡Cuántas muertes de niños y niñas tendremos que seguir lamentando! La ciudadanía necesita un ente que pueda estar 24/7 en la seguridad pública, es por esto que he propuesto crear el Ministerio de Seguridad Pública, donde la idea de una nueva institucionalidad cuyo foco pase de "prevenir los delitos" a "prevenir el peligro para los ciudadanos". Sin duda es un cambio de paradigma.

El año pasado, y a pesar de las limitaciones de movilidad que se vivieron en todo el país producto del Covid-19, las denuncias por delitos subieron 54,3%, cifra superior al 49,4% del período 2019, según un estudio de la Fundación Paz Ciudadana. Este complejo escenario a raíz del flagelo de la delincuencia puede empezar a mejorar con la aprobación de algunos proyectos que se discuten en el Congreso.

No es suficiente con la aprobación de un nuevo Sistema Nacional de Emergencias y Protección Civil, se debe pensar en un sistema de seguridad pública, encabezado por un ministerio especializado, de manera unitaria y coordinada, desde una lógica multidimensional, donde interactúen las distintas instituciones relacionadas con la prevención y persecución penal. Lamentablemente, Chile no cuenta hoy con una estructura organizacional para enfrentar de óptima forma la delincuencia, y menos existe una reforma eficaz a Carabineros.

¿Sabemos con claridad cuántos delitos se cometen cada día? Con similar eficiencia y frecuencia se dan a conocer las encuestas políticas, debería ser el acceso público a información en términos de seguridad ciudadana. Necesitamos un organismo que reporte la cantidad de delitos, los lugares de mayor frecuencia, entre otros puntos, tal como una especie de "Cadem del delito". Debería existir una plataforma pública que muestre la comisión de ilícitos para que todos los ciudadanos sepan los delitos que suceden en el lugar donde viven y para que el país, en general, pueda tomar buenas decisiones de cómo enfrentarlos y cómo utilizar mejor los recursos públicos.

El objetivo final de crear un nuevo ministerio no es sólo agrandar el Estado, sino contribuir a que el trabajo se haga mejor, con más expertos en la materia que estén codo a codo con el Presidente, que lo aconsejen, lo guíen y tomen decisiones eficientes en pro de la seguridad pública y privada.

Esta nueva institucionalidad diseñará con carácter cuatrianual una Estrategia Nacional de Seguridad Pública y un Plan de Seguridad Pública con la agenda legislativa del período respectivo. Podrá coordinar las acciones y programas que los demás ministerios y los servicios públicos desarrollen en relación con la Estrategia Nacional de Seguridad Pública. También materia de seguridad privada se pretende expedir las licencias de funcionamiento, credenciales y permisos a los prestadores de servicios de seguridad privada. Al mismo tiempo, autorizar, llevar un registro y ejercer control sobre los equipos y el personal destinado a la prestación de servicios de vigilancia y seguridad privada.

Todos queremos vivir tranquilos, sin miedos. Es por esto que los tres ejes fundamentales para un nuevo Ministerio de Seguridad se resumirían en mejorar las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública, potenciar la ejecución de condenas y reinserción, y proponer nuevas ideas en pos de que tanto la seguridad privada como pública cumplan con excelencia sus roles.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Columnas recientes
Columnistas