Acusación Constitucional

La confianza en las instituciones armadas, particularmente el Ejército, continua en un franco despeñadero imparable, son múltiples los nefastos hechos de corrupción que se descubren día tras día, enlodando aún más a los cuerpos que la conforman.

La mal denominada “Operación Topógrafo” es una muestra del desorden interno que manipulan bajo un sistema de espionaje a personas, dos de ellas activos y dos en retiro de la institución castrense.

¿Cuáles fueron sus terribles faltas, que pusieron en peligro la seguridad nacional?

Denunciaron eventuales irregularidades cometidas por sus superiores, bajo el amparo de la superioridad, que eran cómplices, en los hechos delictuales  que se cometían con los fondos reservados del cobre.

Una red de espionaje cayó sobre ellos, seguimientos e intercepciones telefónicas, a partir del 2017, los objetivos principales fueron el capitán Rafael Harvey, el ex-teniente Carlos Farías, el sargento Juan Pablo Díaz Pino, y el cabo primero Sergio Tudesca Ordenes, todos investigados por el delito de “acusar” flagrantes atropellos y abusos reiterados a la probidad pública.

Lo peor no está en la persecución odiosa y sistemática, contra estos funcionarios militares, sino, además hacia un periodista que destapó el robo del siglo, al interior del Ejército de Chile.

Mauricio Weilbel autor del best seller “Traición a la Patria” quien reveló el escandaloso dolo al interior de la Institución, fue objeto de un planificado y estudiado seguimiento, en el marco de esta fraudulenta operación de des-inteligencia militar, montada por la DINE, organismo truculento de un pasado reciente.

El profesional-investigador del “Milicogate” señaló que recurrirá al colegio de Periodistas, a la Corte Suprema, al Fiscal Nacional, y a los Presidentes del Senado y de la Cámara, por estar amenazada la libertad de prensa y del inviolable secreto de las fuentes de información.

Insiste que la ley no faculta, no autoriza en ninguna parte el seguimiento a civiles ni mucho menos a periodistas. Sentenciando con fuerza que hace responsable al Ministro de Defensa Alberto Espina de cualquier situación que le afecte a él o a su familia.

Con esto una vez más se denota como el Ministro se ve envuelto en controvertidos episodios. Espina les dio un espaldarazo a generales enjuiciados, diciendo que estos espionajes actuaban bajo las disposiciones de la ley 19.974, con los mismos métodos de la triste célebre Dina y su sucesora la CNI.

No es para menos que Weibel esté indignado, atemorizado,  es su vida la que corre peligro por ejercer el derecho a trabajar en su profesión, otros simplemente han quedado en el camino, quizás una cruz los recuerde y de estos tenemos muchos, que el tiempo los olvida indefectiblemente.

Charles Horman, periodista norteamericano, detenido en septiembre de 1973, en el estadio Nacional, asesinado por investigar el Golpe Militar. El caso Horman inspiró la película “Missing” de Costa Gavras, de enorme repercusión internacional.

Johnatan Moyle periodista británico, especializado en Defensa. Encontrado muerto en su habitación en el Hotel Carrera, el 31 de marzo de 1990. Se presume que fue drogado y asesinado. Investigaba el tráfico de armas, las bombas racimos, fabricadas por Carlos Cardoen, hoy con arresto domiciliario, con solicitud de extradición de los EE.UU.

José “Pepe” Carrasco, editor internacional de la desaparecida revista “Análisis” asesinado el 8 de septiembre 1986, fue una de las cuatro víctimas que los agentes del estado eligieron en represalia por el atentado al general Augusto Pinochet en el Cajón del Maipo, los otros tres fueron Parada, Guerrero y Natino, todos ellos murieron degollados

Estamos en el peor de los mundos. Una inteligencia militar que le filtran todo. Una agencia ANI que no tiene la gente especializada, porque simplemente la despiden. Los Comandantes en Jefe del Ejército, formalizados por corrupción, detenidos en cárcel de lujo, utilizaban los fondos de inteligencia, para su uso y abuso particular.

La ministra Rommy Rutherford, es la única que le ha puesto el cascabel al mañoso gato, felino que, durante el día es un hipócrita fiel y al caer la noche una bestia insaciable tras sus débiles presas.

Salven la honra Diputados, e inicien pronto una sólida Acusación Constitucional en contra del  ministro de Defensa, por su responsabilidad en estos hechos.

Chile se los agradecerá.                           

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas