CAE: debe repararse a todas las personas

Camila Rojas
Ultimos publicados:
  • Co-escrita con Emilia Schneider, diputada por el Distrito 10

 

El abuso que significan los créditos educacionales, especialmente el CAE por sus condiciones y masividad, es incuestionable. Tanto así, que las desventajas a las que se enfrentan sus deudores en relación a los demás sistemas de créditos han sido reconocidas tanto en fallos de la Corte Suprema, como por la misma Cámara de Diputadas y Diputados.

Por otro lado, su principal impulsor, el ex presidente Ricardo Lagos, publicó en sus memorias que "supusimos que tendría tasas de interés inferiores a otros créditos" y que "no supimos proyectar hasta dónde podían llegar los montos a pagar por los alumnos".

Y es que esta política se ha vuelto profundamente ilegítima al implicar una gran carga financiera para jóvenes recién egresados del sistema de educación superior y, al mismo tiempo, ser altamente oneroso para el Fisco, contrariamente a lo que prometían sus impulsores.

En este contexto, aliviar la pesada mochila de deudas que deja el paso por la educación superior es un asunto de justicia que ha estado presente en las movilizaciones estudiantiles desde hace años, y también, en los programas presidenciales de nuestros candidatos, Beatriz Sánchez (2017) y Gabriel Boric (2021).

En los últimos días la condonación de los créditos estudiantiles ha tomado relevancia en virtud de distintas declaraciones que han trascendido por algunos medios de comunicación. Ante esto, es necesario señalar que la gradualidad y progresividad de la condonación jugarán un rol importante.

Dado el millonario costo de esta política, sacarla adelante no será fácil. Debe hacerse de una manera ordenada y sostenible, pero debe repararse a todas las personas deudoras, sin excepciones, dado que no podemos olvidar la convicción que nos llevó a hacer propia esta demanda.

No podemos obviar las altas tasas de deserción, las dinámicas de rotación y precarización laboral, el incremento del subempleo profesional y la devaluación de las certificaciones educativas. No podemos olvidar el abuso y la injusticia que han vivido y siguen viviendo millones de personas y sus familias producto de una educación extremadamente mercantilizada, sostenida principalmente con un endeudamiento abusivo producto de un grave error del Estado que debe ser reparado en su totalidad. Eso es lo que seguiremos defendiendo.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado