Chilezuela y el terrorismo fantasma

El libreto de la derecha está claro: salir golpeando de su crisis de credibilidad, “chutear la pelota para el corner”, es decir, desligarse olímpicamente de los temas país que son una urgencia, utilizando para estos sus quintas columnas favoritas, sus tesis fantasmas bien replicadas comunicacionalmente, para ganarse un mínimo apoyo de ese sector de la sociedad que, por ignorancia, miedo o cansancio, termina creyendo y replicando los discursos de carácter populista y neofascista.

El chilezuela utilizado por la derecha para llegar al Gobierno (esto, más que un buen programa de Gobierno), inventando apoyos extranjeros a grupos “terroristas” locales financiados para desestabilizar la política chilena, o, amenazando con el bajo crecimiento económico que tendríamos como país si el candidato de la Nueva Mayoría llegaba al poder -al más puro estilo de la campaña del terror de 1964 utilizada para que Frei Montalva venciera a Salvador Allende -, le valió obtener, dentro de la escasa participación electoral, el mínimo suficiente para quedarse con las elecciones del 2018.

Pero más allá de la elección presidencial pasada, el chilezuela se ha convertido en un verdadero ethos de la derecha en el poder.

Su libreto está marcado por infundir el miedo apenas las encuestas (Gobierno encuestólogo), indican bajas aprobaciones a sus programas o proyectos de ley. Así queda de manifiesto con la recurrencia al uso de la palabra terrorismo para referirse, sobre todo, a enfrentamientos entre carabineros y el pueblo Mapuche.

Aunque después deban salir excusándose (como en el caso Catrillanca) en donde el propio ministro del Interior debió haber renunciado frente a sus dichos apenas ocurrido el asesinato por la espalda de un comunero mapuche.

Este Ethos, permite, además, sacar a relucir el ADN de la derecha: criminalizar el movimiento social, criminalizar las demandas legítimas de la ciudadanía.

El Chilezuela les permite, incluso, tratar(nos) de patipelaos a todos aquellos que observamos atónitos cómo se excluyen las demandas sociales.

Sabemos que, al criminalizar el movimiento social, se intenta deslegitimar demandas cargadas de justicia y legitimidad, basta mencionar solamente lo aberrante de la situación de Quinteros, Puchuncaví, Osorno, Puerto Natales, etc., entre otros.

Este libreto burdo, ahora es utilizado para desviar la atención de la verdadera cara de la derecha.

Un vergonzoso crecimiento económico que ya no saben cómo maquillar. Culpan a la “crisis” migratoria por un paupérrimo 3% (que de seguro será menos que eso), no obstante, nuestro vecino país, Bolivia, tan atacado por el discurso populista/nacionalista, se estima que crezca más de un 4%.

Un alma autoritaria y de rasgos fascista en algunos de los representantes de la derecha criolla. Criminalizar y atacar en lugar de dialogar y comprender, está en la raíz fundamental de la Derecha. Aula Segura, Imposición de la modificación curricular, represión y asedio constante de las comunidades mapuche, represión abierta en cualquier manifestación social que se desarrolle. 

Pero, además, el “libreto del miedo” utilizado por el Gobierno de Derecha de Sebastián Piñera, está siendo utilizado porque sabe que las elecciones presidenciales próximas están a la vuelta de la esquina.

Por lo tanto, es de esperar más bombazos (como dijera un grande por ahí “esa puntualidad política de las bombas”), justo en medio de la tramitación de la Ley Antiterrorista.

Es de esperar más represión policial en las calles para tratar con esos “patipelaos” que quieren todo gratis. Con este libreto, saben, les podría alcanzar para permanecer en el poder, porque el nacionalismo populista, el discurso fascista en un contexto de avance la extrema derecha, son argumentos que pegan fácil en un electorado con poco conocimiento político.

Ahora bien. ¿Qué pasa en la casa del frente? ¿Qué pasa con la Concertación, Nueva mayoría, unión de todos, todos juntos o como quieran ponerle?

¿Dónde están los llamados a sacar al pizarrón al Gobierno y sus desastrosas políticas? ¿Cuál es o será su libreto? ¿Seguirán la senda del gatopardismo o por una buena vez sacarán la voz y tomarán una posición clara?

Por el momento, el “quehacer” pasa por fortalecernos como patipelaos, el resto vendrá a su tiempo.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas