Detrás de cada producto chileno hay un gran trabajador

Ante la inminente desaceleración económica que deberá enfrentar nuestro país, muchos han adoptado una actitud negativa que no ha favorecido al clima de inquietud que se vive a nivel nacional.

Este escenario, lo comparo con el que se genera al interior de una empresa, pues cuando un empresario irradia negativismo se estanca en sus labores y deja de producir, en cambios aquellos que se caracterizan por ser positivos siempre buscan algún tipo de salida constructiva que les permita revertir dicha situación. Ante esto, creo que todos debemos adoptar una postura que nos permita enfrentar de la mejor manera el próximo escenario económico.

Recuerdo que en 1982, Chile atravesaba una de sus peores crisis producto de la implementación de reformas de carácter neoliberal, las que trajeron como resultado uno de los mayores índices de desempleo en la historia del país.Durante este período, existía un clima de negativismo generalizado, los chilenos veíamos todo negro y más que buscar soluciones para sobreponernos a ello nos desalentábamos.

De acuerdo a lo planteado, recurro a una cita del soviético Vladimir Lenin, quien expresaba “si no eres partes de la solución, eres parte del problema”. No cabe duda de que si no adoptamos una actitud alentadora ante lo que viene sólo aumentaremos la crisis. Por ello, yo propongo una campaña en la que fomentemos nuestra economía de una manera sencilla, comprando productos nacionales.

Sería de gran ayuda que cada vez que nosotros nos encontremos eligiendo un producto nos demos el tiempo de ver su origen, todo esto, con el motivo de favorecer a aquellos trabajadores que crean artículos en tierras nacionales. Ya saben, no tenemos por qué dudarlo, como dice el dicho “si es chileno es bueno”.

Siempre me ha llamado la atención la ayuda que se brindan algunas Colonias entre sí, italianas, españolas, alemanas, etc. y no logro entender por qué los chilenos somos adversos a ayudarnos entre nosotros.

No sólo tenemos que estar juntos cuando hay un terremoto o cuando Chile juega un partido de fútbol, pues una crisis nos afectará a todos y al ser parte de esa realidad debemos sobreponernos juntos ante ello. Hágame caso, será de gran ayuda que cada vez que tomemos una decisión de compra escojamos una manufactura nacional, que sea de precio razonable y cuente con la calidad adecuada.

En el mundo ya nos prefieren, cómo nosotros nos vamos a dar la espalda cuando se necesita lo contrario. Nos han elegido por nuestras mujeres, Cecilia Bolocco , por nuestros vinos ¿cómo no? por nuestros deportistas, por nuestra música, por nuestra gastronomía, por nuestro turismo. Si mundialmente hemos dejado marca en algún aspecto, lo menos que podemos hacer nosotros es ayudarnos cuando se necesita.

Hay un dicho que dice “detrás de cada hombre, hay una gran mujer”, yo les aseguro, que detrás de cada producto chileno, hay un gran trabajador nacional.

Nuestra manera de retribuir su trabajo y al mismo tiempo aportar al desarrollo de la economía nacional es preferir los productos elaborados en nuestro país. Démosle una mano a la economía, apoyemos a las Pymes, a los exportadores y al producto chileno.

http://asexma.cl/apoyemos-a-las-pymes/

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas