Dignidad y Derechos Humanos

Desde el 18 de octubre nuestro país ha tenido que volver a enfrentar el drama de los Derechos Humanos, un tema doloroso, que sin duda esperábamos no  volver a revivir después de la dictadura.

Es un tema muy complejo que ha sido estudiado por expertos, pero que para la ciudadanía no está del todo claro ya que algunos reclaman también los derechos humanos de los carabineros.

La Dignidad humana es el gran sustento de los derechos. Por lo mismo es anterior al derecho.

La dignidad “hace referencia al valor inherente al ser humano por el simple hecho de serlo, en cuanto ser racional, dotado de libertad. No se trata de una cualidad otorgada por nadie, sino consustancial al ser humano.

No depende de ningún tipo de condicionamiento ni de diferencias étnicas, de sexo, de condición social o cualquier otro tipo”.  (Castilla de Cortazar 2015) 

Es entonces a partir de esta dignidad que se sustentan sus derechos. Según Naciones Unidas, “los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de raza, sexo, nacionalidad, origen étnico, lengua, religión o cualquier otra condición. Entre los derechos humanos se incluyen el derecho a la vida y a la libertad; a no estar sometido ni a esclavitud ni a torturas; a la libertad de opinión y de expresión; a la educación y al trabajo, entre otros muchos. Estos derechos corresponden a todas las personas, sin discriminación alguna.”

 Sin embargo en nuestro país cuando se refieren a los derechos humanos se entiende restrictivamente como,“el derecho internacional de los derechos humanos  establece la obligación de los Gobiernos a actuar de una manera determinada o abstenerse de emprender ciertas acciones, para promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o de los grupos.”(ONU)

Si en definitiva los derechos se basan en la dignidad, esto es válido para  todo ser humano. Por lo tanto el violentista como el carabinero tienen igual dignidad y por lo mismo derechos que se deben resguardar en ambos casos.

Es cierto que uno tiene el poder monopólico del uso de la fuerza y por lo mismo mayor responsabilidad de como ejerce su función, por eso existen instituciones que supervisan y controlan su conducta. Pero eso no significa que no tengan dignidad y no merezcan derechos.

Además, todo derecho tiene un deber. El derecho a manifestarse tiene el deber de no afectar los derecho de otros. El derecho a la libertad de opinión y expresión, tiene la obligación de respetar a quién no piensa igual que uno.  

El derecho a la autodefensa, tiene la obligación de ser proporcional. Esto solo a modo de ejemplo. Siempre derecho y deber van de la mano.

Por lo tanto, cada vez que se hace referencia a un derecho, se debe de inmediato referir la forma como se ha asumido el deber. De no ser así se pierde el valor del derecho.

Un país que considera solo los derechos sin las obligaciones, es una sociedad que solo va al despeñadero. Porque solo pide derecho pero pisotea deberes. Así un país no es viable.

La sociedad no puede permitir que  exista un control de los derechos de una parte y el descontrol de otra. No es posible que se controle el uso de la fuerzas solo de carabineros y se acepte que la otra los insulten de la manera más soez, con un lenguaje vergonzoso, que los  “toreen” a vista y paciencia de la sociedad, o que le tiren todo tipo de objetos incluso bombas molotov y nadie lo cuestione.

Eso va contra su dignidad y por lo mismo es un derecho que se debe también defender y respetar. Aquí los Partidos Políticos, que hacen responsable  al gobierno de la paz social, tienen la obligación de enfrentar a sus seguidores  y criticar esta conducta que va contra la dignidad de un sector de la sociedad que está cumpliendo su rol.

Es cierto, algunos pueden haber actuado mal lo que nada lo justifica. Pero no por algunos médicos vamos a lincharlos a todos a los hospitales, o por algunos jueces a todo el poder judicial o por algunos empresarios quemamos todas las empresas.

Nada, absolutamente nada  justifica valorar la dignidad humana y con ello los derechos de unos y abusar abiertamente de la dignidad y los derechos de otros.

 Así ningún país puede conseguir un futuro mejor.

 “La violencia crea  más problemas sociales que resuelve” . (Martin Luther King)

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas