El poder de Matte y Honoré de Balzac

Los extremadamente ricos han llegado a detentar ese nivel de poder económico, no porque hayan trabajado más y con superior habilidad que como lo hace la inmensa mayoría de la población, sino porque se han valido de artimañas, muchas veces toleradas por la función pública en razón al recelo que ellos infunden.

En Chile varios de éstos, quienes son las cabezas visibles de unas 20 familias, parecen honorables hombres de negocios y lo penoso es que la opinión pública a través del tiempo ha estado creyendo reverencialmente esa bien orquestada simulación. Sostenemos que en el ADN de unos cuantos de estos empresarios está la irrefrenable búsqueda de acumulación de capital, sin importarles la vía utilizada.

La manida fórmula de la colusión en los mercados se ha detectado en ocasiones por casualidad en los años recientes por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) organismo público que persigue el buen funcionamiento de los mercados y está claro que las empresas que utilizan este engaño a los consumidores necesariamente son las que tienen altas cuotas de dominio en algunos sectores de la economía.

Lo hacen porque son muy poderosas y se dan el lujo de impedir el ingreso de otros actores en “sus” mercados porque, para sus propios intereses, la sana y abierta competencia le es perjudicial. En cambio, los oferentes chicos de bienes y servicios, en razón a que sus pesos específicos no les permiten “regular” los porcentajes de ventas aseguradas, no pueden practicar la trampa al mercado que sí en muchos casos hacen los grandes, vía conformación de carteles, ello por una desmedida y hasta patológica avidez comercial.

El conocido Honoré de Balzac, con la agudeza mental que le era propia, decía que “detrás de cada gran fortuna hay un delito” y recordamos esta frase porque hemos quedado perplejos al conocer la repartición del mercado de los papeles higiénicos, servilletas y toallas de papel por parte de la tradicional CMPC y la ex Pisa, actual SCA, cuyos mandamases son y eran, respectivamente, Eliodoro Matte y Gabriel Ruiz-Tagle.

Ambos,  que permanentemente aparecen en los medios de prensa por sus distintas iniciativas, pusieron barreras de entrada al mercado que ellos dominan para así fijar un duopolio. En razón a la molestia que nos causa ese comportamiento anti social y anti mercado de Matte, a continuación describimos otras malas prácticas realizadas por el dueño de la gran empresa que acuñó en el gobierno de Salvador Allende la mediática y convincente locución “la Papelera NO”.

¿Cuáles son las anteriores actuaciones indebidas, no siempre recordadas por la opinión pública, del personaje que se las daba de promotor de la probidad en los negocios y que, desde la testera del Centro de Estudios Públicos (CEP), daba clases de rectitud a políticos y empresarios top ?

Casi toda la prensa nacional, con distintos énfasis, reprodujo el 29 de octubre recién pasado la noticia emanada del Poder Judicial que daba cuenta del fallo condenatorio, del día anterior, impartido por la Tercera Sala de la Corte Suprema en contra de la Congregación Religiosa Los Legionarios de Cristo por haber devastado voluntariamente el cerro isla del Medio, área verde de acuerdo a la normativa urbana vigente en el Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS).

1.- Esta tipología le pertenecía a Matte, quien después de otra sentencia anterior de la misma Corte Suprema, se la donó a esa orden religiosa y como el Comunicado del Tribunal no explica cómo se llegó a la última sentencia, invitamos a los lectores interesados en conocer lo sucedido que lean la columna “Los Legionarios de Cristo también destruyen” publicada el 24/09/09 en El Mostrador.cl, pues fueron los vecinos del cerro isla aludido, asistidos por la Fundación “Defendamos la Ciudad”, quienes denunciaron los hechos en las instancias administrativas correspondientes, entre otros, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Ministerio de Obras Públicas, la Contraloría General de la República y el Consejo de Defensa del Estado, organismo que litigó y ganó en sede jurisdiccional.

2.-  El Impuesto territorial, conocido como Contribuciones de Bienes Raíces es cobrado anualmente por la División de Avaluaciones del Servicio de Impuestos Internos (SII) en 4 cuotas trimestrales a todos los poseedores de inmuebles agrícolas y urbanos, existiendo una gran diferencia entre los avalúos fiscales de los predios rurales y los predios urbanos.

El mismo Matte, presuntamente para eludir el pago del impuesto que le correspondía por un extenso terreno localizado en un sector urbano de La Dehesa, comuna de Lo Barnechea, es decir, apto para desarrollar proyectos inmobiliarios, utilizó un ardid que está reseñado en columna “El potrero de los Matte en un sector urbano de La Dehesa” publicada el 17/01/13 en Ciperchile.cl, la que también conviene conocer para sacar conclusiones acerca de cómo se pueden obtener importantes ganancias cuando los actores de los mercados, asistidos por los conocidos planificadores tributarios, son asaz temerarios.

El fenómeno de la colusión, producto del capitalismo desregulado y economicista, existe a nivel mundial y en nuestro país hay que atacarlo con urgentes medidas preventivas y con una adecuada fiscalización por parte del Estado, ya que la divulgada autorregulación de los mercados es una mera entelequia. Aquellos que se aprovechan de sus privilegiadas posiciones de poder deben entender que el sistema económico de libre mercado hay que respetarlo.

Las lacras que en Chile se están conociendo se deben erradicar porque este tipo de abusos, que son actos de corrupción en el ámbito privado, ponen en riesgo latente la estabilidad del país.

Desde Facebook:

Guía de uso: Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado

Edición
Manola Robles es editora de opinión en Cooperativa.cl mrobles@cooperativa.cl
Columnas recientes
Columnistas